martes, febrero 27, 2024
InicioSeries¿Existen en la realidad los pueblos de 'Cuéntame como pasó'?

¿Existen en la realidad los pueblos de ‘Cuéntame como pasó’?

-

‘Cuéntame cómo pasó’, una de las series más longevas y emblemáticas de la televisión española, está a punto de concluir su exitosa trayectoria.

Desde su inicio, ha capturado la atención de una audiencia fiel, llevándola a través de las décadas de historia de España, todo ello a través de las vivencias de la familia Alcántara.

El próximo miércoles 29 de noviembre, a las 22:45 horas, La 1 transmitirá el último episodio de esta aclamada serie, marcando el fin de una era tras más de dos décadas y 23 temporadas.

A lo largo de los años, los espectadores han seguido de cerca las peripecias de personajes inolvidables como Merche, Antonio, Toni, Carlitos y otros miembros de la familia Alcántara.

Uno de los elementos más distintivos de ‘Cuéntame cómo pasó’ ha sido el pueblo de Sagrillas, presentado como el lugar de origen de Merche y Antonio, donde se han desarrollado innumerables tramas cruciales a lo largo de la serie.

Sagrillas se ha convertido en un símbolo de la vida rural española de la época y ha desempeñado un papel fundamental, especialmente en los siete episodios finales.

Sin embargo, Sagrillas es una creación de los guionistas Patrick Buckley y Eduardo Ladrón de Guevara, quienes lo introdujeron en la trama. La realidad de Sagrillas en la serie contrasta con su inexistencia en el mundo real.

Aunque el pueblo ha sido un eje central en la serie, las imágenes que los espectadores han visto corresponden al pueblo de Arahuetes en Segovia.

Localizaciones reales como la iglesia de San Andrés, situada cerca de la casa familiar de los Alcántara, y la plaza del pueblo han servido de escenario para numerosas escenas, aportando un realismo tangible a la serie.

Los viñedos propiedad de Antonio, otro elemento importante en la trama, también están situados en una ubicación real, aunque diferente a la del ficticio Sagrillas.

En contraste con Sagrillas, Tobarra, otro lugar mencionado en la serie, sí existe en la provincia de Albacete. La elección de Tobarra no es casual, ya que tiene un significado personal para Eduardo Ladrón de Guevara, cuyo padre nació allí. Esta mención es un homenaje a su herencia y a la región de Albacete.

La bodega ‘Alcántara Fernández e Hijos’, que simboliza el sueño de Antonio de convertirse en bodeguero, se encuentra en la vida real en la Finca Loranque, en Bargas, Toledo.

Aunque en la serie la bodega se ubica en Sagrillas, tanto este pueblo ficticio como las localizaciones reales de la serie están situadas en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Esto refleja el compromiso de los creadores de la serie con la representación auténtica de la geografía y la cultura de España.

El final de ‘Cuéntame cómo pasó’ no solo implica despedir a los personajes y las historias que han formado parte de la vida de tantos espectadores, sino también a los lugares, reales y ficticios, que han sido el telón de fondo de esta saga familiar. La serie deja un legado duradero, no solo en la televisión española, sino también en el corazón de su audiencia.