sábado, enero 16, 2021
Inicio La que se avecina Unos padres que no cuadran, una batalla de baile y un final...

Unos padres que no cuadran, una batalla de baile y un final explosivo, en la quinta entrega de “La que se avecina”

-

Enlaces patrocinados

Tras más de 90 episodios emitidos, podríamos pensar en tramas repetidas, sin embargo, este fenómeno no ocurre en La que se avecina. Por quinta noche consecutiva, la ficción que produce Telecinco en colaboración con los hermanos Laura y Alberto Caballero, no dan opción a sus rivales desde que se estrenó. En su quinta entrega, la comedia se alzó con 22,3% de cuota de pantalla y 3837000 espectadores.

El capítulo Unas placas solares, una chacha yonqui y un montón de mierda fue un capítulo con aire renovado, distinto a lo que estamos acostumbrados. Desconocemos por completo que pasará en el ansiado capítulo 100, pero ya lo han avisado, será algo nunca visto en la pequeña pantalla, de lo que estamos seguros es que conseguirán lo que se propongan.

LOS PADRES DE NINES Y COQUE NO SE ENTIENDEN

Los fans montepinarianos estábamos deseosos de algo: conocer los padres de Coque. Es un tema que nunca se había tocado en la serie, y sin duda alguna, teníamos curiosidad de ver cómo eran los padres del toxicómano y conserje del inmueble. Pero, para sorpresa de todos, incluso de Nines, los padres son el polo opuesto de su hijo.

Enlaces patrocinados

Del lado contrario, los padres de Nines eran lo esperado, aunque quizás no con ese extremismo religioso que presentaron en la cena familiar. No obstante, nos imaginábamos sus padres en consonancia con ella.

Por tanto, los padres de la pareja enamorada no se entienden, tienen pensamientos totalmente opuestos, ideologías políticas y religiosas que no van de la mano y, que si no llega a ser la cena interrumpida por La Chusa,… ¿¡cómo hubiese terminado!?

FINA NO ESTÁ TRANQUILA SI NO DA PROBLEMAS

Estamos seguros que el propósito de vida que tiene Fina Palomares es el de amargar a todos sus vecinos. Hasta ahora no ha mostrado más fin que ese, protestar e insultar por todo.

Enlaces patrocinados

Si en Montepinar se decide y aprueba un tema, ella votará lo contrario. Cuando todos apuestan por la energía solar, a ella le parecerá algo inútil, aunque no sólo eso, sino que denunciará a sus vecinos por instalar paneles solares de forma ilegal. Pero la sorpresa de los vecinos es su habilidad para enterarse de todo, de cada junta, y aún más grave a la par que íntimo, ¡Fina sabía de la impotencia de Javi!

LEONES, LEONAS,… ¿PARA QUIÉN EL MAX&HENRY?

Las chicas de la comunidad están cansadas de ahogar sus penas en grupo y sin tomar algo de alcohol, por eso, como a la redonda no hay más locales que el Max&Henry, deciden ir allí y cobrarse la parte del alquiler que le corresponde a Judith en copas. En plena diversión de la chupipandi, llegarán los leones del inmueble.

Les han quitado su hábitat natural, su lugar de confesiones. Vicente, Leo, Amador y Javi no tienen lugar para conversar, para hablar de sus problemas, pues Judith, Raquel y compañía han invadido el bar. Sí, el templo de Vicente, el bar.

En una lucha por ver quién se queda, deciden hacer una guerra de baile. Una trama entretenida y divertida, y hasta algunos les parecería algo caliente, en la que Raquel, Judith, Maite y Lola luchan por adueñarse del local, para ello harán uso de sus caderas y sexualidad, y también de su cuerpo.

Como contraataque, Vicente, Javi, Leo y Amador bailaron y también se desnudaron, pero ante su clara derrota momentánea, decidieron desnudarse al completo para hacerse con el bar.

EN LA CRISIS DE LAS MIERDAS, FERMÍN SE CONVIERTE EN VICEPRESIDENTE

Ante la multa interpuesta por Fina, el equipo de gobierno de la comunidad debe demostrar que se ahorraron energía de una forma legal. Teniendo en cuenta que las placas solares no se regían a la legalidad, debían elegir otra energía posible.

La energía de la biomasa fue la preferida para don Pastor, el presidente, que consideró esta una buena fuente productora de energía mediante desechos. Para ello, los vecinos debían depositar sus deposiciones fecales para conseguir energía.

Claro estaba que las heces de la comunidad no eran suficiente para declarar el ahorro elevado de luz, por lo que Fermín ingenia conseguir excrementos de animales para producir la energía suficiente. Este y otros detalles, quedaban claro que el espetero está a disposición de la comunidad, lo que hace que Enrique le nombre vicepresidente.

VAYA FINAL… ¡EXPLOSIVO!

La máquina productora de luz mediante excrementos no soporta tanta cantidad, por lo que en plena inspección del ministerio, comenzará a echar humo. Como Fina debe enterarse de todo, baja al garaje para ver qué esta ocurriendo, siendo un infortunio que explote cuando ella estaba allí.

Es la segunda vez que nos quedan con la miel en la boca, estos finales sin cerrar y que nos dejan con intriga son algo nuevo para los espectadores de la comedia, y sinceramente, le agradecemos al equipo este tipo de finales. ¿Habrá muerto la malhumorada anciana?

Enlaces patrocinados