Las cosas parecen cada vez más complicadas en ‘Estoy vivo’, que esta semana emite el octavo capítulo de su tercera temporada en el que Vero despierta maniatada en un oscuro garaje. La comisaria descubre desconcertada que los hombres de Antuán la han secuestrado para conseguir información de su pasado.

Marquez nota comportamientos extraños en David y decide hablar con él. Sabe lo que le ha ocurrido y puede ayudarle…