Thalía: “Operación Triunfo me ha enseñado a madurar y a no caerse”

0

Thalía, expulsada de la cuarta gala de Operación Triunfo se despidió del concurso por la puerta grande y los halagos del jurado. Su camino en el mundo de la música continúa. Su meta ahora es seguir aprendiendo, crecer como artista y componer temas propios junto con el apoyo incondicional de sus padres.

Thalía es un terremoto de vitalidad. Luchadora incansable, trabajadora de sus sueños y artista con ganas de aprender,  siempre afronta la vida con una sonrisa. Con tan solo 18 años, la concursante de Operacion Triunfo 2017 es todo un ejemplo para su generación, el reflejo de que si luchas por algo y crees en ello, lo consigues a base de esfuerzo y constancia: “Si tú luchas por algo y trabajas por ello, lo vas a conseguir, yo siempre defiendo eso, no hay que rendirse, hay que trabajar duro”. A pesar de su juventud, sorprende su compromiso y su pasión por la música, unos valores que ha trasladado a la Academia y que han traspasado la pantalla. Para Thalía, Operación Triunfo se ha convertido en una escuela de aprendizaje imprescindible que ayuda a construirte como artista pero también te forma como persona. “Yo decidí presentarme a los casting porque desde pequeña siempre he estado estudiando canto y pienso que esta ha sido una oportunidad increíble para empezar en este mundo y aprender porque Operación Triunfo no deja de ser una academia en la que he aprendido un montón, así explica la extremeña la oportunidad que le ha brindado el concurso musical. Además, su paso por Operación Triunfo ha supuesto toda una enseñanza vital que le ha ayudado a crecer como persona. “Me ha enseñado a no caerse, me ha enseñado mucho a madurar también, a madurar como persona porque yo siempre he vivido con mis padres, entonces siempre he tenido el apoyo de ellos. Al estar fuera, en otra casa con gente, he aprendido a convivir conmigo misma, con mis pensamientos y he madurado un montón”.

El método de trabajo al que estaba acostumbrada Thalía fuera de la Academia es el que le ha llevado a pasar horas ensayando sola, una actitud que los espectadores han interpretado como una forma de aislarse del grupo y que ella misma desmiente: “Creo que se ha visto eso fuera por mi método de trabajo porque  yo tenía un método de trabajo antes de entrar en Operación Triunfo que era conservatorio por la mañana, llegaba a mi casa, comía y me volvía a clases toda la tarde hasta las 10 y media de la noche. Era un no parar. Ese trabajo me lo he llevado a Operación Triunfo. Además, al ser OT, yo he aprovechado cada segundo, en los tiempos libres ensayaba, me ponía bailar, me ponía a tocar el piano o hacía algo para aprovechar a tope el estar en esa academia. Creo que se ha visto eso y se ha interpretado como que me aislaba del grupo pero para nada, con mis compañeros súper buen rollo, lo que pasa que mi ritmo de trabajo es bastante fuerte y lo he mantenido. Además mi forma de ser es así, de ser constante”

Mis padres son lo más grande que tengo. Gracias a ellos he llegado a Operación Triunfo

Euforia es la palabra que mejor define a Thalía, expulsada de la cuarta gala del talent show que se despidió de Operación Triunfo por la puerta grande con una actuación impecable de Cenizas que nos conquistó el corazón y nos provocó una constante euforia. Garra, emoción, fuerza. Euphoria de Loreen es sin duda la canción que define esta etapa de su vida: “Es tanta la emoción que tienes ahí dentro que cada gala es una euforia porque el hecho de estar en un plató así, de cantar delante de un público que tenemos que es maravilloso. Es que es tan grande. Es estar siempre con la energía al 100%, así que Euphoria“. Thalía fue nominada con esta canción de la ganadora de Eurovisión 2012 frente a Cepeda, y finalmente fue la expulsada de la semana con un 69% de los votos. Así vivió su expulsión: “Yo he trabajado un montón en Operación Triunfo pero el público es el que vota, el público tiene que elegir quién se queda y quién se va y yo veo totalmente justo que se quedara Cepeda que además tiene una voz increíble y yo le quiero mucho, así que yo estoy feliz por él y feliz por mí porque aquí fuera estoy de maravilla también”. Thalía ha afrontado con alegría y positivismo su salida del concurso porque sabe que no es una derrota, sino un aliciente que le sirve para mejorar y seguir aprendiendo, siempre teniendo presente el apoyo y cariño del público. Los concursantes de OT aprovechan al máximo su vida de la Academia y no son conscientes del fenómeno fan que se ha generado alrededor del concurso. Al salir al mundo exterior se sorprenden al descubrir la repercusión que ha tenido, como le ocurrió a Thalía: “Ha sido un poco shock porque vives en la burbuja que es la casa de Operación Triunfo y salir a la vida real y ver todas las redes, el cariño de la gente, te impacta mucho. Pero ahora que ha pasado tiempo, lo vas asimilando y es precioso. No somos conscientes. Dentro estamos como si estuviéramos en casa. Todos viviendo juntos, en nuestra casa, estudiando lo que nos gusta”.

Lo más bonito de esta edición de Operación Triunfo es ver a gente auténtica, sincera y generosa que comparte sus miedos, sueños e ilusiones. El grupo de OT 2017 es maravilloso, hay complicidad entre ellos, se ayudan, se consuelan, se cuidan, se tienden la mano cuando uno de ellos está de bajón y necesita el cariño de sus compañeros. Nos enseñan tantas cosas, tantos valores que algunos creían olvidados. Son un pilar fundamental. “Mis compañeros son maravillosos y les quiero un montón. A todos, a Nerea, Alfred, Agoney, Marina. Es que son tan buenos todos, son todos geniales. Somos un grupo muy chulo, hemos estado muy a gusto todos. Estábamos todos ahí como hermanos, conviviendo, muchas risas y momentos muy bonitos que hemos pasado juntos”. Thalía tiene un claro ganador de Operación Triunfo 2017: “Personalmente veo como ganador a Agoney, siempre lo he dicho porque me parece un artista completo y siento que es enorme. Pienso que es un artistazo de los pies a la cabeza, es grandioso y me hubiera encantado haber compartido escenario con él”.

Si tú luchas por algo y trabajas por ello, lo vas a conseguir, yo siempre defiendo eso, no hay que rendirse, hay que trabajar duro.

 

El compromiso de Thalía con el trabajo y su formación en el mundo de la música es la manera de agradecer a sus padres todo lo que han hecho por ella. La joven -extremeña de nacimiento- estudiaba Lírico y llegó un momento en el que decidió que quería aprender Moderno. Para ello, tendría que irse a Madrid. Raúl y Gloria no se lo pensaron dos veces. Lo dejaron todo y se fueron a la capital para que Thalía persiguiese su sueño, el de ser la artista que ya ha demostrado ser. “Mis padres son lo más grande que tengo, gracias a ellos he llegado a Operación Triunfo y he conseguido todo lo que he conseguido en la vida”. Sus padres se han convertido en sus mayores confidentes, su apoyo más incondicional, sus compañeros de vida, los que hacen realidad sus sueños y le acompañan en el viaje más importante de su vida, el de la música. Tanto es así que Thalía compone con ellos sus canciones. “Todos los temas que tengo los compongo con mis padres. Empiezo a componer unos acordes y lo que me inspira, yo se lo digo a mi padre y él empieza a hacer la letra, yo hago una letra en spainenglish que es muy graciosa y luego él la transforma en español. Yo le digo, mira papá, yo pienso que esta canción puede tratar sobre esto, y juntos, en piña, con mi madre también, lo sacamos adelante. Tenemos temas muy bonitos que estoy deseando que escuche la gente”.

Veo como ganador de OT a Agoney porque me parece un artista completo

La vida continúa para Thalía fuera de la Academia. Su constancia a la hora de trabajar, su tesón y su alegría contagiante le han convertido en una artista de la que tenemos mucho que aprender. Esto solo es el principio de una carrera musical que está a punto de comenzar. Y es que quien lucha por lo que cree y tiene talento, al final lo consigue. Y así es Thalía, una mujer con los pies en la tierra que nunca se rinde. Fuerte y valiente. Siempre dispuesta a mejorar y aprender. Sus planes ahora son “componer más música y empezar a ver si salen conciertos, empezar a moverme y a tope con la música, a seguir dando clases de técnica vocal y a ir formando mi camino en la música poco a poco, con constancia, que todo se consigue con constancia y trabajo“. Seguiremos pendiente de su trabajo, a la espera de que la euforia vuelva a hechizarnos en uno de sus conciertos.

Estudiante de Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos. Redactora de Cultura en Serie. Amante de la televisión y las series. También ayudo en la gestión de las redes sociales. Mis dos grandes pasiones son la música y escribir.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies