‘Amar es para siempre’ entra en la recta final de su séptima temporada en la que las tramas alcanzarán su punto álgido. Tanto es así que la ficción vivirá el regreso de uno de sus personajes más queridos. Se trata de Nuria Salgado, a la que dio vida la actriz Thaís Blume y que fue una de las protagonistas de la quinta temporada de la serie junto a Mariona Ribas, Javier Pereira, Nancho Novo, Miguel Ángel Muñoz, Katia Klein y Gonzalo Kindelán entre otros.

La actriz vuelve a ponerse en la piel de Nuria Salgado que regresará a la Plaza de los Frutos donde se reencontrará con los veteranos de la serie: Marcelino (Manu Baqueiro), Manolita (Itziar Miranda), Pelayo (José Antonio Sayagués) o con Quintero (Iñaki Miramón) quien fue como su segundo padre. Sin embargo, entablará una especial relación con su sobrino Ignacio (Jonás Beramí), a quien sus consejos servirán de apoyo para sobrellevar la dificil situación por la que pasa su matrimonio con María… Sin embargo, su amistad lo distanciará aún más de su mujer. 

Thaís Blume es Nuria Salgado

Hija de Carlos Salgado, un hombre sumido en la melancolía desde que perdió a su mujer cuando daba a luz a su única hija, Nuria. Abogada de profesión, igual que su padre, comienza a trabajar para los Novoa, para sacar a Jaime, el menor de sus hijos, de la cárcel. 

La relación con Jaime cada vez será más estrecha y tras numerosos altibajos, la pareja por fin conseguirá ser feliz. Al final de la quinta temporada Nuria y Jaime abandonaron España para comenzar de cero fuera de nuestras fronteras… ¿qué motivo le habrá traído de vuelta?