Mañana en ‘Amar es para siempre’, Irene, culpable, vuelve a poner distancia con Ordóñez. Quintero se reafirma en su necesidad de contarle a Manolita

Sabela confiesa a sus nuevos socios su mayor pecado.

Luisita comprende que se equivocó al apoyar a Fede por despecho hacia Sebastián. Además, Sebastián ayuda a Guillermo a encontrar la clave que les da esperanza con el caso.

Manolín acrecienta sus sospechas con Marisol, que anuncia algo sorprendente.

Únete a nuestro grupo en Facebook