El jueves, Elvira descubre que el Moonlight saldrá a subasta pública, por lo que los Soler podrían volver a hacerse con el negocio y por tanto, volver a controlar la venta de alcohol adulterado que gestionaba Luis.

Tras recibir un chivatazo relacionado con el asesinato de Luisito, Toni y Santiago precipitan la detención del criminal y resuelven el caso.

Rocío sorprende a Nacha con un gesto inesperado.