‘Servir y proteger’ emite un nuevo capítulo mañana en el que Miralles se enfrenta a la investigación del asesinato de Luisito. La inspectora decide que Toni y su padre, Santiago, se hagan cargo de la investigación.

Quintero no sabe qué hacer con su vida hasta que descubre que el Moonlight, el Pub que regentaba Santos Mercader y que anteriormente gestionaban los Soler, ha salido a subasta pública y podría hacerse con él.

Gracias a la colaboración de Rocío, Nacha y Miralles logran desarticular una banda de carteristas.