‘Vivir sin permiso’, la nueva serie de Álex González y José Coronado, calienta motores en Telecinco. En los últimos días la cadena ha intensificado la promoción de la ficción de Alea Media y con la previsible intención de estrenarla en las próximas semanas.

Con un reparto encabezado por Jose Coronado, Álex González, Claudia Traisac, Pilar Castro, Àlex Monner, Giulia Charm, Ricardo Gómez, Luis Zahera y Unax Ugalde y completado por Carlos Hipólito, Ledicia Sola, María Guinea, Edgar Vittorino, Xabier Deive, Daniel Currás, Camila Bossa, Mercedes Castro, Manuel Cortés, Carmela Martins y Paula Pier, la serie rueda ya su segunda temporada después de que Netflix se hiciera con los derechos de emisión internacionales. 

En España tendremos que esperar a la decisión de Mediaset sobre su emisión. ‘Vivir sin permiso’ es una serie producida por Telecinco en colaboración con Alea Media creada por Aitor Gabilondo e inspirada en un relato de Manuel Rivas.

Primeras imágenes con Álex González

Vivir sin permiso. La historia de una gran tragedia familiar

 ‘Vivir sin permiso’ narra el declive de un líder poderoso, dominante y temido que ha controlado con mano de hierro durante años la comunidad en la que vive, y el espectáculo cruel y despiadado que ofrecen sus familiares y allegados por hacerse con el control de su imperio. Pasiones, rivalidades e intereses enfrentados; intensas tramas emocionales y personales de los personajes y momentos violentos e impactantes propios del thriller son los ejes en torno a los que se vertebra la serie.

El argumento se centra en la historia de Nemesio ‘Nemo’ Bandeira, (Jose Coronado), un hombre que se enriqueció en el pasado con actividades ilegales pero que ha conseguido blanquear su trayectoria hasta erigirse en uno de los empresarios más influyentes de Galicia, a través de una importantísima compañía conservera. Cuando a Nemo le diagnostican Alzheimer, tratará de ocultar su enfermedad para no mostrarse vulnerable mientras pone en marcha el proceso para elegir a su sucesor, lo que provoca una hecatombe en la familia.

Sus dos hijos legítimos, que nunca han tenido interés alguno por los negocios, de pronto intentan demostrar que cada cual es el candidato más adecuado. Su ahijado, el brillante e implacable abogado Mario Mendoza (Álex González), es objetivamente el más preparado, aunque carece de algo vital: llevar la misma sangre que su padrino.  Al saber que Nemo no le contempla como heredero del imperio, pondrá en marcha su propio plan sin abandonar su encantadora sonrisa, lo que le convertirá en el más peligroso y despiadado de sus enemigos.