Emilia (Ángela Molina)

    Inteligente. Maternal. Le gusta cuidar de los demás. Muy fuerte en lo emocional aunque ya va notando que, con el paso de los años,  el cuerpo y la cabeza no le responden igual. Tiene una gran conciencia política.

    Como su hija Julia, está muy marcada por la reciente pérdida de su otra hija, Sara, y por la trágica pérdida de su marido, Ramón, al que estaba muy unida y del que admiraba su humanidad, su pasión, y su inteligencia.

    Siempre ha tenido muy claro que sus amigos de la universidad, Luis –ahora ministro del nuevo régimen- entre ellos, le engañaron y son responsables de la muerte de Ramón.

    La pérdida de Ramón la empujó a convertirse en una persona aún más comprometida y con más conciencia política. Durante unos años perteneció a la derrocada resistencia.

    Se vio obligada a dejar la medicina, su verdadera profesión, y actualmente regenta un pequeño colmado gracias al cual puede sobrevivir.