Nominadas a los Goya 2017: ‘Tarde para la ira’, la venganza está servida

Tarde-para-la-ira-Game-it

La ópera prima de Raúl Arévalo ha triunfado en todos los premios que reconocen año tras año el trabajo de cineastas e intérpretes. Los Forqué, los Feroz o Días de Cine han sido algunos de los galardones que han ido marcando el rumbo de la primera cinta dirigida por el actor de La Isla Mínima. Tal es el éxito que ha cosechado la película desde su estreno que en su camino hacia los Premios Goya 2017 se alza como la gran favorita en la que será la noche más especial del cine español. Este thriller con buenas dosis de tensión, naturalismo y un intenso desarrollo dramático llega pisando fuerte en su categoría de Mejor Película, donde compite con otras obras cinematográficas de este año como El hombre de las mil caras, Julieta, Que Dios nos perdone y Un monstruo viene a verme. 

Tarde para la ira es una película que busca sus propias pinceladas de realismo y apuesta personalista con un historia trágica, en la que los personajes se encuentran atrapados en sus propias miserias y luchan por salir del agujero negro en el que viven. La cinta de Arévalo juega con la venganza como principal trama en torno a la cual giran los principales protagonistas de esta narración costumbrista. Curro (Luis Callejo) entra en prisión tras haber atracado una joyería. Él era el que conducía el vehículo y fue el único detenido del robo. Tras haber cumplido condena, sale de la cárcel con la esperanza de emprender una vida nueva junto a su familia, su novia Ana (Ruth Díaz) y su hijo  y olvidarse del pasado. Sin embargo, sus buenas intenciones se ven interrumpidas por un desconocido que se cruzará en su camino, José (Antonio de la Torre). El debut en la dirección de Raúl Arévalo ha sido todo un descubrimiento. A pesar de ser principiante en este ámbito, el actor y director es uno de los mejores preparados de la historia de nuestro cine, pues lleva una década viviendo en los platós de grandes películas españolas, donde ha podido observar de cerca las técnicas y la maestría de numerosos directores de cine. El actor de Primos ha construido un relato naturalista que busca la veracidad y el realismo de sus personajes a través de miradas y gestos cargados de humanidad. A lo largo de la película, se aprecia una evolución de principio a fin tanto en la historia como en la forma que su director tiene de contarla. Un progreso en ascenso que adquiere un buen desarrollo de gran intensidad y crudeza para la historia de venganza de la que se hace partícipes a los espectadores.

Tarde para la ira ha funcionado perfectamente en taquilla y todo ello se debe a la atractiva mezcla de thriller, suspense, drama y tragedia que hace característica a la ópera prima de este conocido actor que ha sorprendido a más de uno en su debut cinematográfico. Arévalo, novato en la dirección, se enfrenta este sábado en la categoría de Mejor Dirección Novel   a cineastas con gran potencial en el medio audiovisual como Salvador Calvo (1898. Los últimos de Filipinas), Marc Crehuet (El rey tuerto) y Nely Reguera (María y los demás).