Nacho Guerreros se ha convertido en un habitual de la pequeña pantalla gracias a «La que se avecina». En la ficción interpreta a Coque Calatrava, el portero de la peculiar comunidad de vecinos. La serie producida por Telecinco en colaboración con los hermanos Caballero emite actualmente su octava temporada (esta noche la cuarta entrega) cuyo estreno (25,6% y 4.465.000) se convirtió en su mejor dato desde 2013.

NACHO GUERREROS

¿Qué es lo mejor de participar en «La que se avecina»?

Lo mejor que nos ha pasado a «La que se avecina» es que después de ocho temporadas estamos liderando el prime time con unos datos estupendos y eso no le pasa a cualquier serie. Contar con cuatro millones de espectadores después de ocho temporadas, creo que tiene muchísimo merito.

Coque se centrará durante esta temporada en su relación con Nines tanto que incluso se presentarán a sus padres, ¿Cómo será esa presentación?

Es una escena familiar, en la que llegan los padres de Nines (Lolita y Manuel Morón) y los míos (Ferrán Rañé y María Luisa San José).  Dentro de ese caos están los padres, que son de familias totalmente diferentes y se establece una cena totalmente caótica. Es un capítulo de choque, bastante loco, donde pasan muchas cosas.

¿Conseguirá cobrar Coque?

Todo el mundo me pregunta ¿De que vive Coque? De la caridad humana supongo.  Ya ha escalado más, ha subido a vivir con Nines y ahí empieza una relación bastante caótica, muy dependiente del sexo. Y ahí está, no sé si llegará a ser presidente algún día, pero de momento va subiendo peldaños. Cobrar cobra de vez en cuando, ahora 50 euros, ahora 10… ¡Todo bajo cuerda!

«La trama perfecta para Coque sería que llegase a presidente del gobierno»

¿Qué relación tendrá tu personaje con Doña Fina?

El problema que tiene Doña Fina con los demás es que desconfía de todos y sabe mucho de todos. De mi sabe muchas cosas, sin que Coque se las haya contado.Todos nos preguntamos porqué sabe esta señora tantas cosas de la gente si nadie se lo cuenta. Sin embargo la relación va a ser de señora propietaria a subordinado.

¿Lograremos saber como obtiene esa información?

Cómo faltan todavía por escribir, de momento esa información no nos la han dado.

Se ha hablado mucho del capítulo 100 ¿Por qué va a sorprender?

Si empezamos a hablar del capítulo 100 va a sorprender muy poco… Es mejor que llegue el día y que la gente lo disfrute, porque a mi me gustó mucho leerlo y me gustó mucho hacerlo. Estábamos casi juntos en todo. Yo creo que va a sorprender, pero claro, cómo sigamos hablando va a llegar el día y vamos a decir «Joe, vaya mierda el capítulo 100».

¿Cual crees que sería la trama perfecta para Coque?

Para culminar el personaje de Coque, la trama perfecta sería que llegase, no a ser presidente de la comunidad, sino a presidente del gobierno. Podría ser un final bonito de temporada y de serie, con Coque llegando a la presidencia de algo.

¿Tenéis noticia de renovación de la serie por una nueva temporada?

A día de hoy no tenemos ni idea, todavía no hemos acabado esta, así que imaginaros después de tantos meses rodando, que ya necesitamos unas vacaciones, hablar de la novena… De momento no tenemos ni idea,  ni nos lo planteamos.

¿Cuantos capítulos os quedan por grabar?

Estamos en la recta final, puede que nos queden dos o dos y medio.

«»La que se avecina» me ha dado muchísimas cosas»

CES 016 - LQSA-NACHO GUERREROS1Llevas mucho tiempo interpretando al mismo personaje, ¿Te puede llegar a cansar?

Sobretodo cuando llegas a final de temporada, que necesitas parar un poco. Pero yo estoy muy agradecido a Coque, a mi Coque me ha dado muchas cosas, «La que se avecina» me ha dado muchísimas cosas… Hay días que te lo pasas bien, hay días que son rodajes más duros, es un trabajo, pero a mi me ha aportado muchas cosas.

Llevo ocho años con Coque, y la gente por la calle es un placer, te dice muchas cosas bonitas. Creo que aunque haya inconvenientes, porque esto son armas de doble filo, a mi me compensa por las cosas bonitas que tiene. Además que es un trabajo continuado, es una serie que ha llegado muy lejos. Nuestro sector está muy mal, está totalmente hundido, nos ha tocado mucho la crisis. Tener un trabajo que te permite estar donde te gusta, hacer una serie que ven 4 millones de espectadores en prime time, más los que la ven en FDF y por internet… A mi me compensa. El día que me deje de compensar, o a mis jefes les deje de compensar tenerme, no pasa nada, la vida sigue. Yo me plateo el presente, el futuro ya veremos…

El abandono de Antonia San Juan ha sido muy sonado ¿Ha afectado mucho a los rodajes?

Nadie es imprescindible en la serie. Ni Antonia San Juan, ni Jordi, ni yo… Se echa de menos la compañera, porque personalmente me llevaba muy bien con ella, pero el personaje en si en la serie no. El espectador no echa de menos a nadie, ninguno somos imprescindibles. Otra cosa es que de pronto, faltasen diez personajes, entonces quizás serie otra serie, pero si se va uno y luego vienen otro no se nota…

«Viví la época de ‘Aquí no hay quién viva’ como un sueño. No sé que pasó en mi vida»

¿Cómo fue tu paso por Gran Hermano?

Me lo pasé genial. Yo veía Gran Hermano antes pero estar allí y ver como se hace, como es la trastienda del programa me encantó. Volvería a hacerlo sin ninguna duda. Nosotros fuimos allí y fue muy fácil, Jordi y yo nos pusimos a improvisar. Jordi y yo tenemos mucha química, nos miramos a los ojos y ya sabemos… Nos divertimos mucho, el equipo de producción y dirección nos trató genial y salimos encantados.

También participaste en «Aquí no hay quien viva», ¿Hay mucha diferencia en cuanto a producción con «La que se avecina»?

Prácticamente son las mismas personas, no noté ninguna diferencia. Yo llegué muy tarde a «Aquí no hay quien viva», llegue en la última temporada, y para mi fue un mundo a descubrir. Yo había hecho mucho teatro, pasar a la televisión y encima en esa serie de la que yo era fan… Para mi supuso un salto enorme tanto personal como profesional y lo recuerdo con un cariño tremendo. Además allí tuve el placer de conocer a Enma Penella, Mariví Bilbao, a Gema Cuervo, gente que fue muy grande y lo sigue siendo… Enma y Mariví han muerto y siguen siendo grandes. Yo esa temporada la viví como un sueño, no sé lo que realmente me pasó. Me acuerdo del día que entré a trabajar, era el cumpleaños de mi madre y le dije «Mama, te voy a hacer un regalo, porque voy a hacer un regalo porque voy a participar en «Aquí no hay quien viva»».  Esto fue un 29 de Marzo de 2006, y aquí sigo, desde entonces no he salido a hacer otras producciones de televisión.

El cambio a nivel de producción no lo notamos, los creadores y productores eran los mismos. Notamos el trasvase de cadena, que la serie se llamaba de otra manera, habían cambiado el edificio, pero a nivel humano y de compañeros no notamos absolutamente nada.