Avance del capítulo 2154 (lunes, 2 de septiembre): Fernando desenmascarado ante todos y Paco el molinero acaba muerto.

‘El secreto de Puente Viejo’ emite este lunes un nuevo capítulo en el que viviremos la muerte de uno de los personajes más icónicos de la serie y el regreso de dos de los habitantes más queridos en el pueblo.

La pelea entre Paco y Fernando es desigual y el molinero, a pesar de su arrojo, termina perdiendo. Matías consigue desatarse y enfrentarse, pero Fernando logra escapar. Marcela asiste a su padre que muere en sus brazos, no sin antes declararle su amor incondicional y explicarle que su instinto le hizo seguir a Matías, al verlo salir corriendo. Severo recibe de Carmelo e Irene las noticias sobre lo ocurrido con Paco y el secuestro de los hijos de María. Fernando está detrás de todo, se confirma que no ocurrió lo que pensaban en la explosión. Marcela recibe el consuelo de sus amigas y les detalla lo sucedido.

Marina no consigue sacar nada en claro de Samuel que así se llama el interlocutor y que le cuelga asegurándole que no sabe nada del paradero de Esther. Marina está convencida que es él, el que enredó a su hija y logró  que cambiara hasta engañar a todos. Marina viene a despedirse de D. Berengario, ha decidido que es lo mejor, seguirá buscando a Esther, pero lejos de Puente Viejo. D. Anselmo se sincera con D. Berengario, cree que él y Marina aún se quieren, no se lo censura y no quiere que su amigo se engañe.

Prudencio niega tener que ver en la pelea de Arsenio, pero Onésimo le asegura que eso es lo que se cuenta en las calles, incluso que fue testigo. Prudencio explica a Lola la verdad, no logró deshacerse del usurero, solo posponer sus exigencias hasta después de la boda. Cita a Armero en la bodega y le reprocha por lo ocurrido con el acreedor que aceptó la subida de intereses. No entiende su cambio de actitud, pero el usurero planta su voluntad y le recuerda que las ordenes y las reglas las pone él, su deber será aceptarlas.

Carmelo exige a García–Morales que se retracte y compruebe que todas las acusaciones contra Fernando eran ciertas, es un asesino. El subsecretario, aunque duda, no claudica. Raimundo y Francisca especulan las razones del subsecretario para defender con tanto ahínco a Fernando y Raimundo le comenta que, por eso,  Carmelo ha pedido que sea la Guardia Civil la que lo busque, no se fían de los militares a su cargo. María decide marchar al velatorio, pero una inquietante llamada hace que Raimundo le ruegue que se quede. El velatorio de Paco el del Molino está dispuesto en el salón municipal. Matías está enfadado y quiere ir en busca de Fernando, su abuelo trata de calmarlo. En ese momento, recibe una enorme sorpresa, sus padres Alfonso y Emilia están allí.

1
2
3
4
5