Después de analizar el teléfono que encontraron en el instituto, descubren que Fátima ha decidido convertirse al islam y radicalizarse. Miralles es la encargada de decírselo a sus padres, algo que no pueden creerse. Sole culpa a Omar de lo que ha pasado por abandonarlas.