martes, mayo 21, 2024
InicioMás que seriesMiriam Rodríguez ('OT 2017'): una artista que lo tiene todo para triunfar

Miriam Rodríguez (‘OT 2017’): una artista que lo tiene todo para triunfar

-

Convertida en «La Leona» por el público, Miriam Rodríguez se ha ganado un hueco en la final de Operación Triunfo por sus ganas de luchar, su constancia, su incansable trabajo en la Academia y la pasión que pone en todo lo que hace. La gallega siempre recordará esta experiencia que le ha hecho crecer como artista y como persona. Un sueño hecho realidad gracias a su padre, como ella ha explicado en numerosas ocasiones, que ha sido quien ha confiado en ella y le ha dado fuerzas para salir adelante en el mundo de la música. Es la pequeña de la casa y como tal siempre ha sido muy querida y apoyada por su familia. Junto a ella, ha vivido una infancia normal como cualquier niña de su edad con la diferencia de que ella siempre ha tenido las cosas muy claras. Siempre supo que su pasión era la música. Empezó a cantar en el colegio en las funciones de fin de curso y en todos los actos que se celebraban en el centro. Era muy seguidora de Operación Triunfo desde sus inicios. Tanto es así que imitó a Rosa López con tan solo cinco años en una fiesta celebrada en el colegio. Miriam aprovechaba cualquier ocasión para subirse al escenario y mostrar su talento. En La Coruña se formó en Artes Escénicas. En 2013 ganó el concurso de Canta Ferrol. Cuatro años más tarde se mudó a Madrid y probó suerte cantando en el metro. Antes de entrar en la Academia actuaba en bodas, cócteles y recitales en locales de Pontedeume, su lugar de residencia.

Pasión por la música y la interpretación

Miriam combinó su amor por la música con su afición por la interpretación que siempre ha estado presente en su vida. Estudió Arte Dramático en Vigo y completó su formación en la Escuela de Cine de Madrid, lo que explica que sea una de las alumnas más avanzadas en las clases de interpretación de los Javis. Además, también ha hecho sus pinitos en el mundo de la televisión. La joven de 21 años apareció en la serie Serramoura de la TVG en 2016, donde dio vida a Isabel, personaje que se convierte en una de las principales sospechosas de la desaparición de Bieito, su pareja en la ficción. Además en ese mismo año publica su primer single Me cansé de esperar. Miriam destaca por ser una de las artistas más completas de esta edición de Operación Triunfo. Una cantante que domina todos los estilos musicales y compone sus propios temas. Precisamente fue ella la que empezó a componer con su guitarra la letra de Camina, convertida en el himno oficial de OT 2017. Incluso compuso una canción para su novio, Pablo. La eumesa tiene una seguridad y una fuerza escénica admirable. El baile es otro de sus puntos fuertes. Se crece cuando se sube al escenario y es muy perfeccionista con su trabajo. No hay nada que se le resista a esta chica de pelo rizado que ha mejorado su nivel artístico a base de retos y sus dotes de versatilidad. Sin duda, ha sido la concursante que más ha evolucionado a lo largo de todo el programa. Miriam es un ejemplo de lucha, talento, valentía, trabajo y amor por la música. Es la voz más desgarradora de la edición. Una cantante que pisa con fuerza del escenario y se transforma.

Enérgica y sensible. Así se definía en su vídeo de presentación donde descubrimos una cantante segura de sí misma, con ganas de comerse el mundo. En ella todo es de verdad. Rise Up fue el tema que interpretó en los casting final con el que se ganó el pase a la gala 0 del programa que sin ella saberlo le vería cumplir su sueño. A Miriam le sobra talento, es explosiva y poderosa y ha demostrado que es capaz de anteponerse a sus flaquezas. Su gran debut televisivo se produjo en el estreno de Operación Triunfo. No te pude retener fue el tema elegido por la gallega para demostrar su valía para ser una de las 16 concursantes de OT 2017. Desde esa primera actuación, Miriam no ha dejado de crecer durante su paso por el programa. Miriam no lo ha tenido fácil. En general, el reparto de temas no le ha favorecido como sí se ha hecho con el resto de sus compañeros. Ha tenido que enfrentarse a muy diversos temas y estilos musicales. Desde canciones pop como Que te quería de La Quinta Estación, clásicos de Withney Houston hasta rancheras como La media vuelta de José Alfredo Jiménez. Muchas veces eran temas más alejados a su estilo personal, lo que no ha sido un impedimento para superarse semana tras semana. La joven lo ha afrontado sin ninguna queja y se ha adaptado a los retos que se le han puesto en el camino. Siempre con una sonrisa. Malú, Pink, Vanesa Martín y Tina Turner son algunas de sus influencias musicales. Precisamente será con Invisible, un tema de Malú con el que Miriam defenderá en la gran final su candidatura para ganar Operación Triunfo 2017.

Luchadora incansable

Los profesores le han halagado en numerosas ocasiones. Miriam ha sido una alumna ejemplar. Escucha todo lo que le dicen, recoge los consejos y los aplica para mejorar en cada actuación. Corrige sus errores. Solo hay que ver la gran evolución que ha presentado a lo largo del programa para saber que su constancia y su trabajo tienen su recompensa. De hecho, una de las críticas que el jurado le hacía tenían que ver con su falta de emoción. Su gran reto ha sido ser capaz de emocionar y mostrar su vulnerabilidad. Saber exprimir sus emociones y expresarlas en su canción. Al final se trataba de transmitir sentimientos, conectar la letra con su vida emocional . Gracias a los Javis lo consiguió cerca de la recta final del concurso y fue precioso ver todo el proceso. Calvo y Ambrossi han sido dos pilares fundamentales durante su evolución en el programa. Con ellos, ha abierto su alma y ha conseguido aparcar esa frialdad que ha sido tan criticada por parte del jurado en sus primeras actuaciones. Miriam no se pone límites. Para ella todo es posible.

Miriam es una gran trabajadora y luchadora. En el terreno personal, quizás ha sido la concursante que ha tardado más tiempo en ganarse el cariño de los seguidores del formato. Su fuerte carácter y la sinceridad que lleva por bandera hicieron explotar algunos de los  primeros desencuentros entre sus compañeros. Por eso la conexión con los espectadores tardaba en producirse. Sin embargo, con el tiempo hemos descubierto que Miriam es una mujer con mucho amor en su interior que siempre tiene una palabra de ánimo en los momentos difíciles. Es un gran compañera dispuesta a ayudar y provoca risas allá por donde pasa. Con su humildad, su talento y su simpatía ya se ha ganado el corazón de millones de españoles. Miriam tiene el coraje de una leona, siempre  mostrando su capacidad de superación. Después de haber sido nominada en varias ocasiones, no se rinde, sino que intenta ser mejor semana tras semana. Sin duda, es la concursante más perfecta y disciplinada de las últimas ediciones. Su voz cautiva al igual que las cualidades que posee que hacen de ella la artista más completa de OT 2017. A pesar de su corta edad, Miriam tiene todo para triunfar en el mundo de la música. Pero como no tenemos la clave del éxito, ahora solo queda disfrutar de una artista que deja huella. La gallega ya se ha convertido en un referente para sus fans que siguen y apoyan cada paso que da en la Academia.

Solo faltan unas horas para que la Academia de Operación Triunfo cierre sus puertas. Empieza la cuenta atrás para que Amaia, Alfred, Aitana, Ana War y Miriam digan adiós a la aventura más enriquecedora de sus vidas. Es el momento de las despedidas, de disfrutar de su última actuación en la gala final en la que se decidirá quién merece ser el ganador o ganadora de esta aventura inolvidable que han compartido con millones de espectadores. Una etapa en la que hemos sido testigos de sus logros, sus miedos, sus ilusiones. Hemos reído con el sapoconcho y sus locuras o con las ocurrencias de Amaia, hemos llorado de emoción con el reencuentro de los chicos o cuando Miriam dejó que la emoción fuese una protagonista más en sus actuaciones. Fue muy bonito ver el homenaje que le hizo a su abuela con la versión de Recuérdame. Todos ellos han sido el reflejo de toda una generación que ahora sale a la vida con más fuerzas  y esperanzas que nunca. Un viaje vital que ha formado parte del día a día de los seguidores que recordarán con cariño esta edición que nos ha dado tanto. Parece mentira que hayan pasado ya 3 meses desde que 16 anónimos empezaran a construir un sueño. Entraron en nuestras casas y poco a poco se han convertido en nuestra segunda familia. Casi sin quererlo, les hemos visto crecer a base de un aprendizaje que se llevan para siempre.

Miriam es artista desde siempre. Es joven y enérgica. Es sincera y cautivadora. Tiene gran talento y potencial para la música y desde que tenía uso de razón ha luchado haciendo honor al apodo con el que ha sido bautizada. Ha sido una artista que de alguna forma se ha mantenido a la sombra del concurso. No ha sido valorada como merece hasta bien entrada la recta final. Ahora parece que se le ha reconocido su talento y por eso es una de las finalistas y posible candidata para ganar Operación Triunfo. Entró luchando y se despedirá luchando como una auténtica leona.