En el capítulo de mañana de ‘El secreto de Puente Viejo’ Raimundo coincide con el subsecretario y le acusa de tener algo personal contra Puente Viejo, más allá de las órdenes gubernamentales. Carmelo ha convencido a Fernando y se reúnen con García-Morales. El alcalde observa si existe complicidad entre sus interlocutores, pero la arrogancia del subsecretario le saca de quicio y les deja solos; ahí descubrimos lo mucho que se conocen y se aprecian.

Por su parte, María, que continúa investigando a Vilches, aporta a Irene ciertos datos sobre la enfermera para que los investigue, cree que algo siniestro le sucedió y necesita respuestas. Le insiste en ocultarlo, sobre todo a Fernando. María se queja ante Vilches por la poca dureza de los ejercicios y la enfermera, con acritud, le pide que no se entrometa. Irene regresa con lo averiguado y por la expresión de María, deducimos que no augura nada bueno.

Lola le cuenta a Prudencio su sensación de sentirse perseguida y éste, más tarde, también presiente el acecho de alguien, pero no ve nada.

Berengario asegura a Esther que pronto podrá reunir el dinero para que satisfaga su deuda. Esther llama por teléfono y confiesa a su interlocutor que su plan va bien y pronto se marchara del pueblo.

¿Quieres ser el primero en conocer todas las novedades
sobre tu serie favorita?

Únete a nuestro grupo en Facebook