viernes, abril 19, 2024
InicioCine'Life': Vivir por vivir

‘Life’: Vivir por vivir

-

24LIFE-facebookJumbo“Life (Vida)” propone la premisa de un grupo de astronautas que, desde la Estación Espacial Internacional, intercepta una cápsula procedente con muestras de Marte para analizar la posibilidad de que entre ellas se encuentren atisbos de vida. Y resulta que hay una célula que pueden reanimar y alimentar, analizando sus procesos biológicos para encontrar la respuesta a la eterna pregunta de “¿estamos solos?”. Pues no, y en qué mala hora.

La célula comienza a reproducirse hasta consolidar un organismo inteligente que lógicamente se vuelve contra los humanos para poder sobrevivir holgadamente. Un remix de Alien, Gravity… que no ofrece nada nuevo. Entretiene, pero no cabe esperar nada más, y el final, que por supuesto no desvelaré, no es demasiado satisfactorio ni desde el punto de vista del propio disfrute del contenido de la historia, ni tampoco, me atrevo a decir, desde el punto de vista narrativo.

[pullquote]Un remix de Alien, Gravity… que no ofrece nada nuevo.[/pullquote]

Ocurre todo tan rápido que los personajes apenas calan en el espectador, más allá de ser víctimas de un experimento que se vuelve en su contra, no existe en los personajes una “vida” por la que luchar y con la que podamos empatizar en exceso. La única excepción notable es la de un integrante que acaba de ser padre, por lo demás está todo muy negro, y conforme está el patio cuesta sentirse atraídos por los tripulantes. El de Jake Gyllenhaal, de hecho, no quiere ni volver a casa porque aquí nos dedicamos a matarnos los unos a los otros. Se encuentra más cómodo ahí arriba en el vacío. Con una falta general de motivación vital, sólo podemos contemplar cómo los tripulantes se convierten en víctimas de su propio trabajo.

La película comienza con un ritmo impecable, ofreciendo algún que otro plano secuencia que a más le recordará a Gravity, y con una música prometedora capaz de ambientar la grandiosidad de las vistas desde la nave. De hecho ofrece la curiosa situación del proceso mediante el cual deciden el nombre de la criatura desde la Tierra. Pero la tripulación se glorifica demasiado pronto; el resto de la película es una carrera cuesta abajo hacia la supervivencia, y al igual que los personajes, todas las capas de la película se desorientan cuando viene ese tren marciano llamado Calvin dispuesto a atropellarles.

El guión es muy frío con los personajes, y aunque la excusa de la película sea abordar la vida desde un punto de vista biológico, es ahí donde se estanca; no hay emociones en juego que se sumen a las necesidades más instintivas del ser humano. Sólo se trata de sobrevivir y evitar que Calvin llegue a la Tierra, todo ello sin ayuda, sólo pensando, razonando, calculando. Nada más. Y teniendo en cuenta que uno de los puntos fuertes de la ciencia ficción es el factor emocional (recordemos por ejemplo, Interstellar, o más recientemente, Arrival), resulta extraño que los autores de esta película no atendieran a eso, a lo que precisamente nos hace humanos y en base a lo cual se fundamentan propuestas artísticas: sentir emociones y ser conscientes de ello.

Así pues, todo se reduce a un “y yo más” constante, a la supervivencia del más fuerte, al conflicto evolutivo entre las cuatro frágiles paredes de una nave espacial, una urgencia ya vista en películas que se hilaron con más brío y elegancia, sin un desgaste tan evidente. “Life” sólo repite algo que ya hemos visto, pero sin un trasfondo potente que lo sustente.

Ficha:

  • Dirección: Daniel Espinosa.
  • Guión: Rhet Reese, Paul Wernick.
  • Reparto: Jake Gyllenhaal, Rebecca Fergusson, Ryan Reynolds, Hiroyuki Sanada.
  • Fotografía: Seamus McGarvey
  • Música: Jon Ekstrand
  • Producción: Bonnie Curtis, David Ellison, Dana Goldberg, Julie Lynn.
  • Productora: Skydance Productions, Columbia Pictures, Sony Pictures Entertainment.