En los últimos capítulos de ‘Acacias 38’ los espectadores han vuelto a ver a uno de los personajes más odiados en la trama y más queridos por los seguidores que ven la serie desde el primer capítulo. Se trata de Cayetana Sotelo, la primera «mala» de Acacias a la que daba vida la actriz Sara Miquel. 

Únete a nuestro grupo en Facebook

A través de la locura del personaje de Úrsula (Montse Alcoverro) Cayetana pasea de nuevo por las calles y pasillos del barrio, pero… ¿solo puede verla ella? ¿llegará el momento en que el resto de vecinos vuelvan a notar su presencia? De momento, ha vuelto para quedarse, aunque solo sea en la cabeza de Úrsula, a quien le está recordando momentos insuperables del pasado y algunos consejos para poner dificil el presente y el futuro de los antiguos y los nuevos vecinos del barrio.

Lo cierto es que los espectadores nunca tuvimos la certeza de que Cayetana muriera en aquel incendio del principal de la calle Acacias ¿nos revelarán ahora los creadores si realmente sobrevivió o solo se ha quedado en la loca mente de Úrsula?

Además, en el capítulo de mañana de ‘Acacias 38’…

Cinta y Emilio van a un espectáculo para coger ideas para el regreso de la joven a los escenarios. Jose llega con una gran noticia: le han dado el papel protagonista de la obra. Bellita va a ver a Margarita sin que lo sepa su familia, esta la echa de su casa y la culpa de su desgracia.

Jacinto y Marcelina regresan del pueblo con una noticia: ¡La Remigia estaba viva! y ofrece las chuletas de la oveja.

Todo Acacias está encantado con Maite. La artista está a punto de recibir sus obras de París e invita a los vecinos a que vayan a visitar el estudio. Rosina intenta imitar a Maite. Durante una tarde en el restaurante Maite y Camino se conocen.

Marcia se da cuenta de que Santiago está preparándole una sorpresa. Genoveva aborda a la criada y la acusa de haberle hecho daño a Felipe.

Úrsula está cada día peor de la cabeza y Agustina y Fabiana lo comentan entre ellas. Genoveva intenta echar a Úrsula de casa y esta se pone violenta. Felipe llega en ese momento y las separa.