viernes, abril 19, 2024
InicioLa Promesa'La promesa': Manuel no puede evitarlo, está celoso por Jana y Abel

‘La promesa’: Manuel no puede evitarlo, está celoso por Jana y Abel

-

Estamos completamente cautivados por la complicada relación entre Jana y Manuel en ‘La Promesa’.

Aunque ellos representan un amor no correspondido, ya hemos visto a Manuel tomar una decisión que rompe nuestros corazones: seguir adelante con Jimena. Sin embargo, Jana también merece encontrar la felicidad, y parece que con la llegada del doctor Abel al Palacio, ha encontrado a alguien que le hace sonreír de nuevo.

El clímax emocional de rescatar al bebé de Pía llevó a Jana y Abel a compartir un emotivo beso, que Manuel presenció. Pero, ¿qué futuro les espera a Jana y Abel? Y ¿cómo se siente realmente Manuel?

Desde que Manuel presenció el beso entre Jana y Abel, ha estado reflexionando continuamente sobre ese instante. Es evidente que el futuro marqués de Luján siente celos, y finalmente se ha abierto sobre sus emociones. «Parece que tú y Abel os lleváis cada vez mejor», le comenta a Jana, quien no tarda en preguntarle si siente celos.

«Un poco sí, la verdad», admite Manuel, mostrándonos por primera vez su lado vulnerable. «Cuando salí del convento, me pareció ver que tú y él os besasteis. Da igual lo que hicierais, no es asunto mío», declara antes de marcharse apresuradamente.

Por su parte, Jana tiene sus pensamientos centrados en otra persona. En una conversación con María Fernández, Jana admite que no quiere que Manuel sufra, ya que es consciente de que una relación entre ellos nunca será posible. Es en ese momento cuando su amiga le pregunta si está interesada en el doctor Abel.

Sorprendentemente, Jana responde con una franqueza inesperada: «No, pero si es cierto que me gustaría que pasara algo con él. No sé, me gustaría enamorarme. Pero yo creo que esas cosas solo suceden una vez en la vida». Pero, como bien dice, soñar no cuesta nada.

Cansada de la incertidumbre que siguió al beso reciente, Jana decide enfrentar a Abel sobre lo que pasó aquel día fuera del convento. Aunque Abel ya le había confesado que inicialmente no tenía una buena impresión de ella, ahora las cosas son diferentes: «Te me has ido metiendo dentro, muy dentro. Jana siento algo muy fuerte por ti y quiero saber si tú también sientes lo mismo».

Ahora es el turno de Jana para responder a su declaración: «Yo contigo estoy a gusto. De hecho, siento como si fueras mi alma gemela».

Abel opina que Jana está pensando demasiado en las cosas y dejando que su mente gobierne sobre su corazón. En cambio, él no oculta lo que siente: «Ese corazón se acelera al verte. No sé si a ti te pasa lo mismo».

Jana se encuentra dividida, no sabe si su corazón se acelera o si es algo más, pero admite que, aunque al principio no podía soportarlo, ahora siente algo por él. «Algo bonito», concluye ella, con las manos entrelazadas.