miércoles, junio 19, 2024
InicioLa Promesa'La promesa': La preocupación de Manuel por Jana tras su regreso herida

‘La promesa’: La preocupación de Manuel por Jana tras su regreso herida

-

El personaje de Jana de ‘La Promesa’ volvía a palacio después de una temporada trabajando en los terrenos de los Duques de los Infantes. El regreso de la doncella ha sorprendido mucho a sus compañeros del servicio, ya que la joven no puede mantenerse en pies y tiene heridas en las manos.

Manuel visitó a la protagonista de ‘La Promesa’ para comprobar su estado. A pesar de que Mauro ha insistido en que el hijo del Marqués no se meta en problemas con Jimena por ausentarse para ver a la doncella. Manuel le pidió a Jana: «Necesito que te dejes cuidar por Mauro».

Manuel está muy preocupado por el estado de Jana, incluso, se lo ha contado a su hermana Catalina. La joven no le parece bien y ha comentado: «Ya ha pasado el tiempo de los negreros».

Jana le explica a María Fernández que se desmayó porque el barón de Linaja llevaba en el dedo el anillo del asesino de su madre. La doncella le dice a su amiga que le ha echado de menos, y le ha pedido un medicamento para limpiarse los pulmones.

Catalina le preguntó a María cómo está Jana y la sirvienta le explica que el cuerpo de Jana está lleno de moratones. Catalina quiere llamar al doctor, pero María se lo impide, porque le dice que ella misma ya le ha recetado un remedio para la tos.

La sirvienta y Mauro se han encargado de esconder a Jana para que descanse, y María ha inventado ante Petra que Pía le ha dejado la mañana libre para que descansase.

La ama de llaves le ha seguido el juego, pero en privado, le ha dicho muy enfadada: «Te has saltado mi autoridad a la torera». María Fernández le ha pedido perdón, y Pía le ha preguntado cómo está Jana.

Pía ha acudido a visitar a Jana y ella le explica que no trabajó como doncella, sino como jornalera en el campo. «Se cebaron conmigo desde el principio», ha explicado la joven. La ama de llaves le ha contado que se ha desposado con Gregorio.