jueves, mayo 30, 2024
InicioMía es la venganzaLa opinión de Lydia Bosch sobre el final de ‘Mía es la...

La opinión de Lydia Bosch sobre el final de ‘Mía es la venganza’

-

‘Mía es la venganza’, la fuerte apuesta de Mediaset España para Telecinco en su programación diaria, no ha logrado la aceptación anticipada de la audiencia y por ende ha sido cancelada.

Después de un mes en antena, la serie, con aún más de 80 episodios por emitir, se mudará a Divinity a partir del lunes 17, cediendo su espacio en la cadena principal a ‘Así es la vida’, el programa que presentan Sandra Barneda y César Muñoz como reemplazo de ‘Sálvame’.

La desilusión se ha manifestado en las redes sociales por parte del equipo de la serie, incluyendo a Lydia Bosch, su actriz principal. Pero Bosch, en lugar de reconocer que ‘Mía es la venganza’ no ha cumplido con las expectativas y realizar algún tipo de autocrítica, persiste en su defensa de la serie como una producción de alta calidad.

«Os merecéis alguna explicación, quizás no todas las que me gustaría daros, porque hay cosas que no podemos llegar a entender. Pero bueno, a veces… yo qué sé, hay razones económicas porque esta era una serie muy cara, pero no vamos a entrar en esto porque ha pasado lo que ha pasado y es que la grabación de la serie la hemos parado en el capítulo 110», ha dicho.

Además ha añadido que «Los seguidores de Mía es la venganza lo sabéis. Los capítulos terminan en alto y las historias ahora ya habían tomado una velocidad de crucero brutal que iban para arriba y había tramas muy interesantes. Muchas de ellas las vais a ver… Se ha hecho un final muy digno para que no os quedéis con la miel en la boca. Acabo de enterarme también que se va a emitir ya a partir del lunes en Divinity, que es un canal que todos tenemos en casa. Lo buscamos y ahí podemos seguir viéndonos».

Además apunta a que el grupo de Fuencarral no ha tenido la paciencia necesaria para alcanzar el éxito de la ficción: «Todos estamos orgullosísimo de haber formado parte de este ‘serión’, porque lo dije cuando me hicieron las primeras entrevistas y lo sigo diciendo y manteniendo. Dije que esta era una serie buenísima y que si se le daba tiempo y con el boca a boca… era un niño que necesitaba crecer y que con tiempo sería una serie que gustaría a todos los telespectadores. El tiempo no lo hemos tenido».

Bosch sostiene que su perspectiva es respaldada por los seguidores que continúan viendo la serie, cuya audiencia promedio este jueves, según las estadísticas, era de 738.000 espectadores. Afirma que este público aprecia el potencial de las tramas.

Además, insinúa la posibilidad de un cambio de planes sorprendente y que el final ya grabado no se transmita, lo cual implicaría reanudar las filmaciones y mantener la idea original de realizar tres temporadas de 90 episodios cada una.