Manuela consigue salir de la acequia en la que ha caído junto a Encarnación y pide ayuda en la fábrica. Urrutia y Damián, salvan a Encarnación cuando estaba a punto de desmayarse. Manuela comenta con Encarnación que ha ido al ayuntamiento a denunciar la caída sufrida, cree que esa zona está en mal estado y pueden seguir cayéndose otros vecinos.

La marquesa persuade a Francisca de que el coste de esas tierras, aunque elevado,  son las que rodean La Casona, su objetivo final y la de Montenegro acepta. Sus hijos y el capataz logran que acepte ciertas mejoras en la mina, el presupuesto no es elevado.

La marquesa exige a Maqueda incendiar la cocina del hostal, esa misma noche. Tomas pide a su hermano que le cubra en la cena, quiere acercarse a ver a Marcela. La marquesa descubre el libro con la carta de Rosa que su hijo dejo olvidado en su despacho y le exige explicaciones.

Matías se reúne con Alicia y desahoga con ella su malestar por los reproches de Marcela y ella, de pronto, se acerca y le besa.