Avance del capítulo 2144 (lunes, 19 de agosto): Tras la explosión en el Monasterio, el cuerpo de Fernando no aparece

Antena 3 emite el próximo lunes un nuevo episodio de ‘El secreto de Puente Viejo’ su serie diaria que ya se ha convertido en la más longeva de la televisión. Esta semana seremos testigos de como continúa todo tras la explosión y de la mejora del estado de salud de María.

El monasterio esta derrumbado tras la explosión. Encuentran a María que llega caminando con torpeza y les cuenta lo sucedido. Francisca resume lo sucedido: “son tres milagros en uno: María les salva, vuelve a caminar y Fernando está muerto”. El subsecretario se entera por Melitón de la explosión y marcha con urgencia para allá.

Severo y Carmelo le ponen al día de lo sucedido, le cuesta creerlo, además, el cuerpo de Fernando sigue sin aparecer. Carmelo aprovecha para que recapacite sobre el llenado del embalse, pero aunque mermado, García–Morales persiste en su actitud. María regresa a La Casona, pide perdón por su actitud y permiso para volver a casa, pero Francisca contesta que no.

Marcela ata cabos y deduce que la forastera, a la que sirvió el café, que Esther pagó llevándosela a toda prisa, es Marina. D. Berengario al escucharla, comprende que la joven mintió. Esther está en un brete y su padre le exige que explique el malentendido.  Vuelve a mentir y finge tal desazón que se camela al padre con facilidad. D. Anselmo trata de clarificar las cosas con su amigo, pero D. Berengario está muy confuso con todo lo que ocurre y, sobre todo, con sus sentimientos. Marina se dirige a Esther, cansada de sus mentiras, y le exige atención, a pesar de que la joven no quiere escucharla.

Prudencio explica a Lola que lo que su hermana pretende es venderle a ella la granja, antes de coger la indemnización del Subsecretario. El prestamista no cree que sea mala idea; si la inundan, algo sacaran y si no, se la quedarán a buen precio. Lola ha tomado una decisión, no quiere comprarla, no se fía de su hermana ni cuñado, está segura de que le traería problemas. Prudencio rememora las presiones del usurero. Armero reaparece en la bodega esperando respuesta a sus exigencias.

1
2
3
4
5