Avance del capítulo 2001 (viernes, 25 de enero): Fernando siente que el «tio» Roberto podría obstaculizar su relación con María

María le presenta al recién llegado a Fernando: es su gran amigo Roberto Sánchez. Se corrobora que es alguien muy querido para María cuando Esperanza y Beltrán muestran su alborozo por la llegada del “tío” Roberto. El recién llegado explica a Raimundo y Francisca cómo consiguió seguir el rastro de María y los niños, a quienes se daba por muertos. Cuando éste pregunta por Gonzalo, María evita dar explicaciones.

Francisca confiesa a Raimundo que el tal Roberto no le ha caído en gracia, pero promete no malmeter ni hacerle la estancia desagradable. Pero cuando María le explica al cubano cómo Gonzalo se ha marchado, éste reitera la pregunta que una vez le hizo Fernando: ¿quieres que me quede?

Álvaro muestra interés en aceptar la plaza de médico en el dispensario de Puente Viejo. Más tarde, Elsa le confiesa a Marcela que le encantaría que Álvaro se quedara en Puente Viejo. Mientras, Álvaro da por buena la oferta de Carmelo, pero duda si aceptarla porque teme enamorarse de Elsa… y se lo dice abiertamente a la chica que queda muda.

La tensión en el colmado es patente porque no dejan de aflorar malos recuerdos entre ellos. Los dueños de la Casa de Comidas también tienen malos recuerdos por culpa del brebaje Mirañar. También afecta a una disputa entre Don Berengario y Carmelo… todo el mundo parece afectado por los efectos secundarios negativos del brebaje.

Se ha relajado la protección a Julieta y Saúl dado que los Molero no han dado señales en este tiempo postboda. Irene cuenta a Adela que Anacleto la ha llamado: quiere verle.

Todas las imágenes de los capítulos

1
2
3
4
5