En el capítulo del lunes de ‘Amar es para siempre’ tras descubrir la realidad sobre la vuelta de Amelia y ante la situación que viven, Luisita y Amelia creen que deben aceptar que su amor es imposible. 

Por otra parte, el juicio de Manolita contra Ordoñez da comienzo y Julia, decidida a testificar en su contra se lo hace saber a sus hijos. 

Por su parte, Fede vuelve a ver esperanza en su proyecto de relación con Marina y Celso ha venido a ayudar en el golpe de Curtis, pero con intenciones ocultas…

La guerra personal entre Luis y Jacobo toma un giro inesperado.