martes, julio 16, 2024
InicioSeñor, dame pacienciaGregorio, nuevo camarero en la sucursal, en el capítulo 7 de 'Señor...

Gregorio, nuevo camarero en la sucursal, en el capítulo 7 de ‘Señor dame paciencia’

-

ATRESplayer PREMIUM estrena una nueva entrega de ‘Señor, dame paciencia’. Jordi Sánchez encabeza el reparto conformado por Norma Ruiz, Félix Gómez, Carol Rovira, Adam Jezierski, Carlos Librado “Nene”, Santi Cuquejo, Jorque Suquet y Darío Paso, y que cuenta con la colaboración especial de Sílvia Abril

La nueva comedia original de Atresmedia TV es la continuación de la exitosa película con el mismo nombre, estrenada en 2017

Así es el capítulo 8 de ‘Señor dame paciencia’

Gregorio se entera de que hay una vacante en su banco. Se presenta como candidato para ese puesto inmediatamente, pese a que tanto Araceli como Fructuoso tratan de disuadirle.

Gregorio no atiende a razones y reprocha a los otros dos que no le hayan avisado. Lo que Gregorio no espera es que el puesto era de camarero en el Work Café de la sucursal.

A Nicoleta, la antigua empleada rumana de la familia, se le va a terminar el permiso de residencia y para quedarse lo tiene bastante complicado.

Alicia apela a la responsabilidad de la familia con la asistenta y deciden que sólo queda una opción: que Goyito se case con ella para que pueda obtener la nacionalidad.

Cuando Pablo y Carlos pasen unos días de descanso en la granja de Sandra y Javi, coinciden con las fiestas del pueblo y acaban arrastrados por sus anfitriones en su movilización contra las tradiciones del pueblo, que consisten en una vaquilla enmaromada y que acaba con un intento de secuestro de la vaquilla en cuestión.

Así es ‘Señor, dame paciencia’

Gregorio es un padre de familia ultraconservador, reaccionario y lleno de prejuicios; un hombre que vive agredido por un mundo en cambio que entiende cada vez menos. Gregorio pasa sus días instalado en la permanente irritación mientras confronta su relación con sus hijos, cada cual más alejado de sus planteamientos vitales. Carlos, casado con Pablo, un aspirante a diseñador; Goyito, sometido a los comics, los videojuegos y los snacks; Alicia, una activista perroflauta; y Sandra, vendida al ecologismo y casada con Javi, un charlatán pirado por la naturaleza.

Gregorio se siente como Job, puesto a prueba por Dios, que no para de mandarle calamidades. La última de ellas, perder su casa y su trabajo como director de sucursal de un banco, quedando en la calle y a merced de la hospitalidad de sus hijos, que no tendrán más remedio que ir turnándose para acogerle.

Para colmo de males, debe afrontar esta etapa sin la ayuda de su mujer, María, a la que echa mucho de menos. Para bien o para mal, María, que falleció en un accidente, se le sigue apareciendo desde el más allá y no cesa de censurar y corregir los exabruptos de Gregorio: lo que sea por conseguir que la maltrecha familia siga unida. Pero es que… si se rompe España, ¿cómo no se va a romper su familia?