Avance del capítulo 1197 (lunes, 10 de febrero): La detención de Maite es la comidilla del barrio

Marcia se despierta un día más tarde de la boda entre Felipe y Genoveva. Fue tal la impresión de ver a su amado casarse con la mujer equivocada que perdió el conocimiento.

El barrio tiene mucho que comentar: no solo la boda entre el abogado y Genoveva, sino también la detención de Maite, que ya es conocida por todos los vecinos, o la llegada al mundo del nuevo Palacios.

Felicia impide que Camino vea a Maite en la cárcel para que no se implique. La muchacha acude a comisaría acompañada de Liberto, pero no consigue ver a su amada.

El productor musical presiona a Cinta: tiene que darle una respuesta ya para la gira. Ahora ya su familia está bien, pero siente que algo la retiene en Acacias. Emilio la tranquiliza: puede irse a cumplir su sueño, dedicarse a la música. El siempre estará allí para ella.

El niño de Lolita, Moncho, ha nacido sano y feliz… Pero muy llorón. Los Palacios descubren que lo único que tranquiliza al niño es el grito borreguero de Jacinto.

Santiago intenta cuidar a Marcia. Pero la mujer no quiere saber nada de él; le considera un traidor y no va a acompañarle en su aventura cubana. Quiere que la olvide para siempre.

1
2
3
4
5