Francisca vuelve para recuperar lo que es suyo, avances del 30 al 4 de octubre en ‘El secreto de Puente Viejo’

Avance del capítulo 2174 (lunes, 30 de septiembre): La marquesa persuade a su hijo de que se vaya olvidando de la posadera

El secreto de Puente Viejo emite a partir del lunes nuevos capítulos de su recién estrenada temporada en los que Don Ignacio pide a Urrutia y Pablo, que sean impecables con Ramón, a pesar de la lista de documentos que ha pedido analizar y se ocupa de presentarle a todas sus hijas. Carolina quiere contar a Encarnación su romance, pero Manuela necesita informar a la cocinera de lo sucedido con Rosa y sus dudas. Carolina se hace la tonta, pero lo ha oído todo y previene a su hermana que confiesa estar enamorada. Llega Marta y le felicita, pero aconseja discreción. Rosa pide a Marta que vaya a la cita, ella debe frenar las dudas de Manuela. Adolfo disfruta de su inesperada visita y Marta trata de marcharse lo antes posible, pero no le resulta fácil.

La marquesa persuade a su hijo de que se vaya olvidando de la posadera, le recuerda que su marido tiene un muerto a sus espaldas y teme que el siguiente pueda ser él. Antoñita le informa que el pabellón está listo y la marquesa le ordena disponerlo todo para el día siguiente. Tomas previene a Adolfo, ya que quizá su madre, también sepa de lo suyo con las hijas de D. Ignacio. Adolfo también teme por su seguridad, dado los antecedentes de Matías, pero Tomas sabe que en sus sentimientos no manda nadie.

Marcela y Matías se tratan como extraños. Marcela teme por su seguridad ya que Matías anda en algo, aunque le insiste en que cuanto menos sepa, mejor. Marcela está cerrando el negocio cuando llega Matías y se ofrece a ayudarla, pero ella le manda para casa, la ayuda la necesitaba antes; la distancia entre ellos es máxima. Marcela añora a Tomas y se sorprende al verlo aparecer en el hostal, pero él le tranquiliza y entonces, aparece Matías y se presenta.

Alicia espera, junto a otros mineros, la llegada de Matías, al que saluda con admiración. Matías les propone ir a la huelga para conseguir más seguridad en la mina, mejores horarios y más sueldos, pero los obreros prefieren primero negociar, temen que la huelga los ahogue y la marquesa ni pestañee. Una vez solos, Matías teme haberse precipitado con la propuesta pero Alicia está animada y confía en que se darán cuenta que la lucha es el único camino. Se percibe la buena sintonía entre ambos.

1
2
3
4
5