Los esfuerzos de Francisca han sido en vano, el Tribunal ha negado el amparo judicial a Puente Viejo y el pueblo será anegado. La noticia deja en shock a Francisca y al resto, incapaces de maniobrar antes esta injusticia.

Esther recobra su dulzura tras la turbia llamada telefónica.  En la bodega se encuentra con Prudencio e Isaac y coquetea con ambos, con mucha soltura, aunque ellos se toman a broma sus cumplidos. Dolores sorprende a Esther dando a Don Berengario un beso inocente y su mente retorcida imagina algo más.

El Subsecretario encarga a Melitón un pregón para avisar a los propietarios que  el Ayuntamiento inicia los trámites de expropiaciones. Severo sigue mosca por la indolencia de Carmelo pero el alcalde insiste en que su vida ha dado un giro diferente. Matías pide a su abuelo que le acompañe para saber lo que le corresponde por la expropiación de sus tierras e inmuebles y cuando acuden, el subsecretario les presenta una cifra ridícula.

Isaac y Elsa cuentan a sus amigos que podrán devolverles todo lo prestado, Álvaro les entregó una buena suma de dinero avergonzado por  su desfalco. Su alegría queda empañada por la decisión del Tribunal.

María pregunta a Vilches como es que la encontró Fernando y ésta, le da la misma explicación que le dio él.

¿Quieres ser el primero en conocer todas las novedades
sobre tu serie favorita?

Únete a nuestro grupo en Facebook