domingo, julio 12, 2020
Inicio Actualidad ESPECIAL. Así ha sido el paso de Mercedes Milá por nuestras vidas

ESPECIAL. Así ha sido el paso de Mercedes Milá por nuestras vidas

-

- Publi -

1411007728_740215_0000000000_noticia_normal

Mercedes Milá, la mítica periodista y presentadora de formatos como Gran Hermano está de aniversario. Con motivo de su cumpleaños, en Cultura en Serie recordamos sus inicios en la profesión y su extensa trayectoria, en la que destaca su naturalidad desbordante con la que se ha ganado un hueco en el corazón de todos los españoles.

La vida de Mercedes ha estado vinculada desde siempre al Periodismo. Era su pasión y así lo transmitió desde el principio en los numerosos trabajos donde  los espectadores comenzamos a conocer a esta carismática presentadora que, en unos años nos acabaría cautivando con su alegría, su talento y su arrolladora forma de ser. La profesional catalana, una de las figuras más reconocidas del sector de la comunicación, llegaría a este mundo por vocación tras abandonar los estudios de Filología. En 1974 comienza su carrera como periodista, labor que desarrolla en algunos medios de prensa escrita como El Correo de Andalucía y Don Balón.  Con Luis del Olmo aprendió el oficio de la radio que le abrió el camino de los informativos de TVE y la oportunidad de realizar su primer programa de entrevistas con Dos por dos. Su fama a nivel nacional se lo ganó gracias al reality de Gran Hermano, espacio televisivo que confió en Milá para presentar prácticamente la totalidad de las ediciones, exceptuando la tercera que fue presentada por Pepe Navarro y la 17ª en la que fue relegada por Jorge Javier Vázquez. Un formato que marcó un antes y un después en la vida y trayectoria de la presentadora con un sinfín de momentos inolvidables que siempre quedarán en el recuerdo, al igual que todas sus apariciones en televisión.

- Publi -

La naturalidad, su valor diferencial

Mercedes Milá es una profesional polifacética de la que hemos podido disfrutar en formatos televisivos de muy distinta índole. Con Diario De nos ayudó a descubrir la otra cara de la verdad, Gran Hermano nos mostró a una Mercedes auténtica con sus enfados, sus bromas, su diversión y su faceta más solidaria y con Convénzeme logró acercar la literatura y su valor a todas las generaciones. Es la reina de la sencillez y la naturalidad. Su humor inconfundible, su espontaneidad y su calidez humana la convierten en una presentadora inigualable. Como ella no nacerá otra igual. Es imprevisible, atrevida, enérgica y se lanza al vacío sin esperar nada a cambio. Su larga trayectoria le ha concedido el valor de ponerse frente a una cámara y ser ella misma, sin filtros y, eso el público lo agradece. Quizás ese valor diferencial hace que sea una de las figuras públicas más querida por los espectadores. Habla de la vida sin tapujos y sin miedo con la sinceridad por bandera. «No hay nada como el amor, no hay energía como el amor, solo las endorfinas que te da el deporte es parecido». Así se expresaba la presentadora al referirse al amor. Milá nunca ha dudado en alzar la voz y ofrecer su punto de vista sobre cualquier tema. Siempre con su verdad por delante. Así era ella y así nos gustaba reencontrarnos con ella en la pequeña pantalla.

mercedes-mila-tirolina_gallery_r

 Gran Hermano, su otra mitad

Gran Hermano llegó a la vida de la presentadora por sorpresa y, desde entonces hasta este mismo año, siempre ha sido su «niño mimado», un programa que ya estará vinculado a su vida y que siempre recordará con especial cariño en su corazón. Nunca dejó de creer en el proyecto que presentó durante más de 15 años. La forma de afrontar su trabajo, su sensibilidad a la hora de relacionarse con los concursantes y su respeto hacia el formato convirtieron al reality de Telecinco en todo un fenómeno nacional. Las risas y las discusiones en el plató eran una constante, prueba de que lo que Mercedes había construido estaba repleto de realidad. Su paso por Gran Hermano nos ha regalado momentos inolvidables: desde besos, atrevidos desnudos, sus originales looks (se vistió hasta de las comunidades autónomas), míticas frases de la periodista como la de «¡Alvarito! No me toques las narices, ¡Alvarito…!» refiriéndose al director. La hemos visto reír, enfadarse por las injusticias, pero también, emocionarse. La última vez fue en la despedida de Gran Hermano, en la que explicaba su decisión y agradecía el cariño que el público le había profesado durante todos estos años.

- Publi -

A Mercedes Milá la quieres o la odias. Porque a veces su extrema naturalidad y sinceridad ante la cámara sorprende mucho, pero precisamente es eso lo que la diferencia del resto del mundo. Lo que le hace única y original. En esta vida deberíamos soñar con más personas como nuestra querida Mercedes que cree, lucha, es valiente y lo da todo. Ríe, ama, sueña, baila. Los años pasan pero su electrizante personalidad nunca cambiará y eso nos encanta. A seguir iluminando nuestras vidas.

- Publi -