Capítulo 333 (martes, 28 de agosto): Nerea y Alicia se reconcilian

*La emisión de este capítulo se verá afectada por la programación de la Vuelta Ciclista a España 2018.

En el capítulo del martes, Alicia sufre al notar que Leo llora más de lo habitual. Al mismo tiempo recibe la visita de Nerea para informarle sobre su decisión de volver a Santander. Ante la incertidumbre de no saber que le ocurre a su bebé, Nerea se convierte en una inesperada aliada, lo que servirá para tender puentes entre ellas.



Después de acostarse juntos y reprimir de nuevo sus sentimientos, Espe y Fede se verán en la obligación de trabajar en un caso de forma conjunta bajo las órdenes de Bremón. Algo que, gracias al comisario, terminará por acercarles tras lo ocurrido en La Parra.

Tras la conversación que mantuvo con María en la Parra, Antonio desconfía de Anabel. Además, tras descubrir que tanto Domingo como Flor murieron a raíz de una embolia cerebral y que ambos estaban siendo cuidados por Anabel, el médico investigará a la venezolana en secreto. De esa forma, descubre que estuvo trabajando en una residencia de ancianos.

A escasos días de inaugurar su negocio, Julio sufrirá un ataque agresivo que pagará con Olga. El pequeño de los Quintero pronto se dará cuenta de su error y pedirá perdón por el ataque de ira que ella presenció, asegurando que vuelve a tener su enfermedad bajo control y que nunca más volverá a perder los nervios.