miércoles, febrero 21, 2024
InicioMía es la venganzaEl traumático final del capítulo de ‘Mía es la venganza’ que acaba...

El traumático final del capítulo de ‘Mía es la venganza’ que acaba con uno de sus protagonistas

-

A pesar de su bajo rendimiento en términos de audiencia, ‘Mía es la venganza’ sigue emitiéndose en las tardes de Telecinco.

De hecho, la serie, con Lydia Bosch como protagonista, registró su récord de mínima audiencia este miércoles con un 7,7% y 752.000 espectadores.

No obstante, este desempeño en audiencia no refleja la intrigante trama de la serie. Poco a poco, la venganza principal de Mario contra Sonia se está revelando, junto con subtramas emergentes como la corrupción, el romance entre Orson (Claudio de la Torre) y Fernando, y el acoso sexual a Lucía.

En el episodio de este jueves de ‘Mía es la venganza’, observamos la decisión final de Olivia sobre la permanencia de Montiel en el club de Los Olivos tras su acoso a Lucía y su demanda de despedir a la masajista.

Todo esto mientras la CEO del club se encuentra bajo la presión de su novio Bosco, que desea mantener sus negocios con Montiel, y de su madre Sonia.

También en el episodio del jueves, vimos a Pedro Tascón causando un alboroto en el restaurante, en estado de ebriedad y solicitando más alcohol. Las intenciones de Pedro son que todo el club se entere de quién es realmente Sonia Hidalgo, mientras su hijo Fernando intenta calmar a su socio.

Es en este punto cuando Pedro Tascón revela a Fernando que ha perdido su casa por culpa de su madre y que Sonia no es quien pretende ser ante los demás. A raíz de esto, Pedro le pide a su esposa poder ver a su hijo, pero ella se lo niega y le ordena abandonar su casa.

El capítulo culmina en un alboroto en Los Olivos cuando Pedro Tascón se sube al trampolín con una botella en la mano. ‘El señor Tascón está en el trampolín y parece que va a saltar’, dice una empleada mientras Olivia llega y se muestra confundida por la situación.

Mario intenta asistir a Pedro Tascón, solicitándole que se una a él para revelar la verdadera cara de Sonia Hidalgo, e instándole a no saltar.

Sin embargo, los esfuerzos resultaron inútiles, ya que Pedro Tascón acaba quitándose la vida saltando desde el trampolín.