“El Rey” es un biopic de 3 capítulos en los cuales se nos muestra la vida más personal, más familiar y menos pública de Juan Carlos I. La miniserie se centra en la parte de la vida del monarca que va desde que tenía 10 años (finales de los años 40 del pasado siglo) hasta la muerte de su padre, Don Juan, en 1993.

 La historia gira en torno a la relación que tienen Don Juan Carlos y Don Juan. Se trata de una relación de un padre y un hijo un tanto especial por las circunstancias que les ha tocado vivir y por su identidad.

Al comienzo de la miniserie se ve a un Juan Carlos que quiere ser un niño como los demás, pero no puede. Todavía no comprende completamente su cargo y lo que ello conlleva. Ese “Juanito” desprende mucha inocencia, muy bien conseguida. De adolescente nota con más fuerza la presión de ser el hijo del heredero a la corona y futuro rey de España y, en ese momento, incluso, antepone su felicidad a su cargo.

Cabe destacar también de esta época las consecuencias paternofiliales que tiene el accidente del disparo a su hermano. Se nota muy claramente que el enfriamiento en su relación comienza en ese momento. Es un punto de inflexión muy importante para el monarca y se refleja perfectamente en la miniserie.

Conforme avanza el biopic se ahonda en la idea de que Don Juan Carlos tiene que complacer en numerosas ocasiones a Franco para así ganarse su confianza y la de la prensa española. El objetivo es poder conseguir, algún día, que la monarquía y la democracia vuelvan a España (de la mano de su padre o de la suya). Esto conlleva, como se muestra en la miniserie, una mayor tensión con su padre que no está en absoluto de acuerdo con algunas de las decisiones que toma su hijo. A su vez, en la miniserie, se muestra que Don Juan no es ni del gusto de Franco, ni del gusto de la prensa española.

Es muy interesante el triángulo formado por Don Juan, Don Juan Carlos y Franco   en todo el recorrido de la historia. Se ve continuamente como Don Juan Carlos tiene que nadar entre dos aguas queriendo complacer a las dos. Se explica muy bien como poco a poco parece que su padre es Franco, en vez de Don Juan.

También se muestran algunas de las crueldades que se produjeron durante la dictadura y la total repulsa a éstas por parte de Don Juan Carlos.

La miniserie nos muestra también cómo fue la lucha de Juan Carlos I con Alfonso de Borbón para obtener la corona de España y su firme intención, desde un comienzo, de apostar por una monarquía democrática que le ha inculcado su padre desde pequeño. Hasta el último momento, la familia está pendiente de quién será el sucesor de Franco cuando Arias Navarro comparece para comunicar que Franco ha fallecido.

Finalmente Don Juan acepta su papel secundario y padre e hijo se reconcilian. La serie termina con el fallecimiento de Don Juan.

Al comienzo de la miniserie todos los espectadores van a descubrir sucesos que les sorprenderán sobre esa etapa de Don Juan Carlos. Los espectadores más jóvenes que no vivieron los últimos años  de Franco, ni la Transición, se seguirán sorprendiendo por hechos que muchos de ellos desconocían.

Como pretendían los productores, el director y los actores, este biopic logra no imitar a ninguno de los personajes que aparecen. Sino mostrar personas que viven, que se emocionan, se conmueven y se ven inclusos superados por las circunstancias. Es decir, en esta miniserie se humaniza a los personajes.