viernes, enero 22, 2021
Inicio Cine "El Protector": Todos contra uno

“El Protector”: Todos contra uno

-

Enlaces patrocinados

Por Francisco Gil. El protector narra la historia de un exagente de la DEA, Phil Broker (Jason Statham) que se instala con su hijo en lo que parece un pueblo apacible donde reiniciarán sus vidas. Pero este pueblo resultará ser más violento de lo esperado, pues de una simple pelea entre niños se derivará un enfrentamiento entre el protagonista y un peligroso traficante de drogas (James Franco).

Nos encontramos ante una película de acción que no se corta un pelo en ir al grano, aunque carece de identidad propia. Da la sensación de que ya se ha visto esa película, y los diálogos están repletos de clichés del género, así que no aporta nada nuevo. Ni siquiera si lo contemplamos como una especie de western moderno podremos decir que estamos ante un filme destacable en algún aspecto. Es enteramente predecible.

Enlaces patrocinados

Los personajes resultan tremendamente planos, especialmente el del protagonista, Broker (Jason Statham), que no tiene el suficiente carisma para proponer nada interesante en la historia. Tan sólo que se trata de un buen hombre que no quiere hacer daño a nadie, pero que tiene una facilidad pasmosa para solventar conflictos “mano a mano”. Es un tipo de héroe ya visto en multitud de ocasiones, y que desde luego el guionista y productor Sylvester Stallone conoce muy bien por propia experiencia. Pero ni aún así logra sacar algo en claro de este protagonista que funciona a marchas forzadas.

Y decimos a marchas forzadas porque el ritmo de la película no llega a dar con la clave de lo que busca, pues pasa de momentos violentos y dinámicos a otros lentos y pretendidamente emotivos sin aparente criterio, y aunque por sí mismas varias secuencias y escenas funcionen de por sí, es en el conjunto donde se echan a perder.

El protector es una película de acción, sí. Por supuesto, no vale exigirle temas existencialistas o intelectuales a este tipo de películas, que ofrecen lo que su público desea ver, y que en los últimos años ha recaudado grandes éxitos, consolidando franquicias como “Venganza” y sus secuelas. Así pues, no es el contenido, sino la forma, la que está demasiado descuidada en este filme. Con un poco más de profundidad en el protagonista, y sobre todo, con un ritmo mejor planteado, la película, que bien es cierto que nunca llega a aburrir, habría gozado de mayor interés.

Enlaces patrocinados

· Más imágenes ·

Los actores se mueven en la medida en la que pueden: Jason Statham sigue dando los mamporros a los que ya nos tiene acostumbrados, aunque su personaje poco más le permite hacer. Eso sí, la película pone al espectador en una situación en que verdaderamente desea que Broker empiece a repartir a diestro y siniestro, ya que los demás personajes no hacen más que tocarle las narices en ese pueblo. Todos contra él, de ahí que no tenga más remedio que reaccionar con violencia.

Winona Ryder, olvidada en los últimos tiempos, no convence en su papel de “chica del malo” en el que parece esforzarse en vano, y James Franco se defiende bien como villano de turno gracias a su expresividad, que logra levantar un par de momentos de la película al enfrentarse con una sonrisa al mismísimo Statham.

En conclusión, estamos frente al típico héroe americano. Uno más. Un tipo que quiere vivir en paz, pero a quien el mundo pretende hundir; un hombre que hace lo que sea por proteger lo que es suyo. Ante la provocación, primero mostrará su otra mejilla. Después, pobre del que insista en seguir molestando. No aburre, pero no sorprende. Lo de siempre.

Enlaces patrocinados