Damián no duda en poner fin al problema que supone para él el chantaje al que lo está sometiendo Iriarte, por lo que decide acabar con la vida del detective. Después de llevar a cabo su último crimen, debe disimular ante Marga las secuelas físicas y psicológicas de una noche complicada.

Después de todo lo ocurrido, Elías se enfrenta a una vista con régimen disciplinario. El oficial es apartado temporalmente del servicio a causa de su recaída en el alcohol.

Únete a nuestro grupo en Facebook

Por otra parte, Bremon de nuevo le asigna a Toni escoltar a la hija del ministro de turismo de Argentina.