martes, julio 27, 2021
InicioCineCultura en Serie en la premiere de "Por un puñado de besos"

Cultura en Serie en la premiere de “Por un puñado de besos”

-

El pasado día 14 de mayo Cultura en Serie acudió al pase de prensa y  a la premiere de “Por un puñado de besos”. Pudimos hablar con sus protagonistas, Martiño Rivas y Ana de Armas, y con su director, David Menkes.

Sobre su personaje, Ana de Armas destacó su imagen (la protagonista lleva el pelo de color rosa), “fue idea mía, era una imagen, un cambio para mi personaje”. “Cuando te imaginas a una persona con SIDA no te imaginas a Sol. Cuando ves a una persona con el pelo rosa te preguntas qué le ha llevado a teñirse de ese color”. También cree que aporta un tinte de inmadurez al personaje. “Ella intenta dar color a su vida, dar luz, cambiar su vida”, “Sol ha tenido un pasado muy duro que poco a poco vamos descubriendo y por ello quiere poner un punto y aparte”.

La protagonista indicó que el director, David Menkes, “se sitúa en un segundo plano en el rodaje, le cuesta ser expresivo”. Nos contó además que en “Mentiras y gordas”, película en la que también participó, no había podido relacionarse mucho con él ya que la comunicación con los actores la llevaba sobre todo Alfonso Albacete. En “Por un puñado de besos” ha sido distinto, “he tenido la oportunidad de proponerle cosas”.

La actriz presumió además de haber elegido a Martiño Rivas para que interpretara a Dani, su compañero en la película, “pasamos la mili juntos” refiriéndose a la etapa de “El Internado. “No siempre te dan la oportunidad de dar tu opinión sobre la persona con la que vas a trabajar”. Martiño Rivas bromeo sobre este tema afirmando que Ana puso en marcha esta película como pretexto para volver a estar juntos.

A Ana de Armas el tener que llevar la película sobre sus espaldas dice que le daba miedo, le asustaba, “sentía mucha responsabilidad”, pero que “realmente como actriz es lo que apetece, toda actriz está esperando a que le llegue un guion cuyo personaje es el protagonista”. Aunque afirma que “puede ser un arma de doble filo, pero es un riesgo que apetece correr”.

La enfermedad que trata (el SIDA) según la actriz está “como telón de fondo, lo que se ve es lo que está delante, lo que estamos contando es una historia de amor imposible en el cual el obstáculo podría ser éste o podría ser otro, simplemente es algo que está impidiendo que dos personas sean honestas”.

Martiño Rivas afirma que el target de esta película es “juvenil, pero eso no implica que no pueda atraer a otras edades”.

“Por un puñado de besos” es la séptima película de David Menkes, director con apariencia distante debido, quizás, a la oscura indumentaria que complementa también con unas gafas negras, pero que no lo es en absoluto, atendiéndonos con gran amabilidad.

“Por un puñado de besos” es su primera película en solitario como guionista y director. Está basada en un libro de Jordi Sierra i Fabra “Un poco de abril, algo de mayo y todo septiembre”. Este título no le convencía ya que lo veía “larguísimo, imposible, no funcionaría para el cine, aunque sí que lo hizo en la literatura”. Pensó que “no se quedaría en la memoria del espectador” y afirmó que “después de darle muchas vueltas encontré “Por un puñado de besos” que creí que resume el espíritu de la película. Afirma que no tiene nada que ver con la película de Sergio Leone “Por un puñado de dólares”, “es un juego dialéctico, un tema comercial”. Eligió el libro de este autor ya que “he sido su lector desde joven, escribe para un público adolescente, a mi me gusta mucho” (en la mayoría de sus películas los protagonistas son adolescentes) y además Jordi “no los trata como retrasados mentales”. El director también afirma que en su cabeza siempre estuvo la idea de adaptar un libro de este autor y “llegó a mis manos este libro y me pareció una historia muy bonita”. También influyó la importancia que le da Jordi a la música, que como para David Menkes, es una de sus pasiones.

Sobre la protagonista,  el director afirma “Ana tiene mucho swing, tiene algo especial, me encanta trabajar con ella, desde la primera línea que escribí pensé en ella para el papel, le da las dos vertientes que necesitaba el personaje, esa dualidad”.

David Menkes nos habló sobre el cine. Afirma que le gusta ver el cine como espectador, quizá por eso se le tacha de ser un director muy comercial, aunque no le gusta mucho que le pongan etiquetas. David dice que no cree que el fenómeno de “8 apellidos vascos” vaya a cambiar la forma de ver de los espectadores en España el cine español, pero sí que va a ayudar a que la gente vaya más al cine, también afirma “tengo esperanza de que se den cuenta de que se puede ver cine español”. También afirma estar “completamente de acuerdo, creo que es lo que hay que hacer” respecto a la acción que llevó a cabo Paco León de abrir los cines y dejar la entrada gratuita el día anterior del estreno de la película “Carmina y Amen”. Sobre la situación de nuestro país respecto a la cultura es bastante negativo”. La cultura es una mierda, no somos Francia”, dice ser “una cosa histórica y no tiene solución”.

El autor del libro en el cual se basa la película nos contó que fue David Menkes quién acudió a él para proponerle el proyecto y él acepto encantado. También afirma “David saca un Madrid tan desconocido, tan especial que me parece maravilloso”. Su escena preferida es en la que los protagonistas están hablando de lo que les queda de vida y al fondo se ve un túnel, ya que le parece una metáfora preciosa.

Galería de imágenes de la premiere: