sábado, mayo 25, 2024
InicioActualidadCrítica 'Mañana empieza todo': la magia de lo inesperado

Crítica ‘Mañana empieza todo’: la magia de lo inesperado

-

Mañana-empieza-todo-Demain-tout-commence-3

Mañana empieza todo, adaptación francesa de la película mexicana más taquillera de la historia No se aceptan devoluciones (Eugenio Derbez), aspira a convertir su mensaje en la filosofía de vida de los espectadores. Una mirada al futuro, sin miedos. La comedia dramática que retrata el papel de la paternidad arranca su estreno con buenas expectativas y nos ofrece una historia cargada de sentimentalismo, con unos  protagonistas, Omar Sy y Gloria Colston que te atrapan en la butaca del cine desde la primera escena.

La vida te cambia cuando menos te lo esperas. El protagonista del largometraje dirigido por Hugo Gélin es un padre coraje interpretado por Omar Sy que se despierta cada mañana con el temor de no volver a ver sonreír a su hija. Samuel es un joven alocado y despistado que se ve sorprendido en plena resaca por una joven que llega con un bebé en brazos para anunciarle que ha sido padre y, posteriormente, abandonar a la pequeña. Un personaje entregado a la fiesta y la diversión que deberá cambiar las jornadas de borrachera por las tardes de pañales, juegos y biberón. La sorpresa y la indecisión  inundan al chico. De alguna forma, el amor llama a su puerta y la vida le concede uno de los regalos más bonitos que alguien puede recibir. Gloria es una niña preciosa, con una mirada llena de amor y esperanza. Su hija llega a su vida de forma inesperada. Desde entonces, su única meta es hacer feliz a la pequeña. Sin embargo, una triste noticia le  hará cambiar la forma de ver el mundo. El sueño de Gloria por volver a ver a su madre y los planes de futuro de ambos serán los únicos objetivos que Samuel quiere ver cumplir. El regreso de la madre de Gloria será un nuevo problema que culminará en una de las mayores «batallas» por amor que hayáis presenciado.

El único punto débil de la película es que se basa en un remake, es decir, pierde algo de su valor por no ser una idea original. Pero, de cualquier modo, es un gran acierto del director relatar la historia desde el realismo y buscar tintes de comedia y drama que toman especial relevancia en una trama profunda como la que se presenta en este largometraje. Como la vida misma. Risas y llantos. Idas y venidas. La clave del éxito de cualquier apuesta cinematográfica es ofrecer emoción y comedia, el tándem perfecto. Y además, hacerlo con naturalidad. Si eso se consigue, ha cumplido su objetivo. Su fuerza emocional y su talento para conmover la convierten en una película diferente, no es una comedia al uso. Es mucho más que eso. Los que critican el exceso de sentimentalismo se equivocan, pues es, precisamente, al contrario. No es la típica historia ñoña entre un padre y un hijo, sino que gana fuerza y profundidad por ser un fiel retrato de problemas cercanos como la enfermedad o la lucha por la custodia.

1

Mañana empieza todo es el segundo filme del cineasta francés Hugo Gélin que dirige y escribe esta comedia agridulce sobre el papel de un padre soltero. En la película se han realizado algunos cambios para adaptarlos a la época actual, pero la esencia no cambia. Los personajes interpretados por Omar Sy y Gloria Colston (comparte nombre con su personaje) empatizan con el público y su desarrollo durante todo la película no es forzado, sino que surge de forma sencilla y natural. Omar y Gloria forman una pareja protagonista perfecta a nivel interpretativo, uno de los grandes aciertos de Gélin. Su capacidad para emocionar, sus intensas miradas y la química entre ambos les convierten en una pieza fundamental de la cinta. El papel principal recae en Omar Sy, el conocido actor francés que nos conquistó con Intocable y que vuelve a atraparnos con su carisma y su inconfundible sonrisa. Omar te mira, te sonríe y te desgarra por dentro. Su mirada traspasa la pantalla y el alma de los espectadores. Por lo que no es de extrañar que sea uno de los actores franceses más reconocidos a nivel mundial. Gloria Colston es toda una revelación. Es el primer papel en el cine de esta joven rapera y DJ que derrocha alegría y ternura en cada aparición. Gloria es otro de los puntos fuertes que destaca por su capacidad para transmitir la vitalidad y la nostalgia cuando los acontecimientos lo requieren. Un dúo imprescindible que brilla y se complementa a la perfección.

Un fiel retrato de una realidad con el sabor agridulce de una despedida que abre el camino del futuro.

Sin duda, se trata de una película que nos deja en el recuerdo una enseñanza fundamental. Vive el presente. Si la vida te sorprende, sigue adelante. No te rindas porque todo pasa. El amor lo puede todo. Un fiel retrato de una realidad que tenemos muy presente en nuestro día a día, con el sabor agridulce de una despedida que abre el camino del futuro.