lunes, agosto 3, 2020
Inicio Actualidad Crítica 'La Verdad': un thriller psicológico que maneja al espectador

Crítica ‘La Verdad’: un thriller psicológico que maneja al espectador

-

Enlaces patrocinados

¿Qué hay de verdad en La Verdad? Es la pregunta que todos nos hacemos después de ver el primer episodio de la ficción estrella de Telecinco para esta temporada. Paula es una chica que lleva nueve años desaparecida y reaparece en la vida de la familia Mcmahón. Su testimonio no es nada creíble, lo que hará que la gente de su entorno desconfíe de su identidad ¿Es Paula García la niña que se llevaron de aquella habitación? ¿Es ella la pequeña a la que arrebataron su infancia? ¿O realmente aquella joven está suplantando una personalidad que no es la suya? Muchos interrogantes rodean esta nueva apuesta de ficción que finalmente podrá verse este miércoles en la pequeña pantalla. Desde sus continuas promociones, los espectadores han estados muy pendientes de su estreno, ese próximamente que nunca llegaba y que ha ido aumentado las expectativas de un proyecto que ha estado guardado en el cajón durante al menos un año. Una larga espera que llega a su fin este miércoles.

Protagonizada por Elena Rivera, Lydia Bosch, Jon Kortajarena, Ginés García Millán y José Luis García-Pérez, La Verdad es la nueva ficción de los creadores de El Príncipe que explora el carácter de una familia sometida a situaciones límites. Una serie de intriga y suspense inspirada en historias reales que une el halo de misterio con la historia de amor entre la joven y el policía que lleva el caso de la desaparición y las pistas de un periodista cuyo único fin es descubrir la verdad. Todo cambia con la llegada de la supuesta Paula García a una familia aparentemente normal. Una familia que la acoge y no duda ni un momento en que esa joven de ojos azules sea su hija. En cambio, hay otras personas cercanas a su entorno que no creen una sola palabra. Y es que Paula García está muerta. Durante los primeros capítulos, todos los personajes se convierten en sospechosos o eso es lo que nos hacen creer. No sabemos quién miente y quién está diciendo la verdad. Se hace partícipe al espectador de los diversos puntos de vista de la historia. Al final del primer capítulo se resuelve la incógnita de la identidad de Paula, por lo que el público juega con ventaja al saber la verdad antes incluso que la familia ficticia de la joven desaparecida. La historia arranca con la reaparición de Paula García. Han pasado nueve años desde que Paula (Elena Rivera) desapareciera en extrañas circunstancias cuando solo era una niña. Marcos Eguía (Jon Kortajarena) es un joven y ambicioso policía que se encarga de la investigación de la desaparición, pues el relato de la joven está rodeado de incógnitas que ponen en duda su veracidad. Lalo Ruiz (José Luis García-Pérez), el periodista que cubrió la noticia de la desaparición está convencido de que la chica que dice ser Paula García miente y que la familia esconde algo. Sus padres, Lidia Mcmahón y Fernando García (Lydia Bosch y Ginés García Millán) son los únicos que creen que esa joven es su hija. Han sido muchos años de sufrimiento por su ausencia y solo necesitan recuperar el tiempo perdido a base de mucho amor.

Enlaces patrocinados

La Verdad habla de mensajes tan profundos como la importancia de las segundas oportunidades, la fuerza de los sentimientos y emociones, el valor de amar sin condición. Una historia que antepone los vínculos afectivos a la verdad. Una reflexión sobre la necesidad de salvación y el deseo de todo ser humano de saltar del abismo en el que está encerrado y empezar una nueva vida de cero. Todo el peso de la historia recae en Elena Rivera que ejerce su primer papel como protagonista. La actriz conocida por su personaje de Karina en Cuéntame cómo pasó sorprende en un registro completamente diferente. En ella todo es de verdad. Es necesario remarcar el gran trabajo de interpretación que ha llevado a cabo con este personaje tan complejo a nivel emocional. Interesante juego de miradas y desconcierto que consigue hacer creíble con Paula García. Por su parte, Jon Kortajarena, conocido por su faceta como modelo, era el que provocaba más dudas, ya que nunca le habíamos visto actuar. Parece mentira que sean sus inicios en la interpretación. Todo un descubrimiento actoral al que no debéis perder la pista. A los jóvenes protagonistas les acompaña un reparto de lujo, en el que todos están sublimes, desde Lydia Bosch, Ginés García Millán, José Luis García-Pérez hasta Irene Montalà y Juan Meseguer, entre otros.

La trama de La Verdad se desarrolla casi íntegramente en Santander. La presencia de escenarios naturales aporta mayor credibilidad y realismo a la historia. La atmósfera de la zona ha sido fundamental para crear ese halo de misterio tan necesario en una ficción que está llena de secretos. Su clima inestable y sus atractivos parajes han sido determinantes para su elección como localización primordial de La Verdad. En definitiva, Telecinco vuelve a repetir la fórmula que ha caracterizado a sus últimos proyectos de ficción: una o dos temporadas con final cerrado, sin necesidad de alargar la serie. Ya no apuesta por series de larga duración porque han comprobado que es un formato que no funciona, a excepción de La que se avecina que lleva años protagonizando la parrilla de la cadena privada.

A pesar de que es predecible en algunas ocasiones, La Verdad funciona con un interesante relato que engancha gracias al aura de intriga y misterio que rodea a la trama y un conjunto de personajes que hacen dudar constantemente y colocan al espectador en el centro de la investigación. Entre la verdad y la mentira. Los malos y buenos. Los inocentes y los culpables. Descubrir qué hay de verdad en La Verdad será la única preocupación.

Enlaces patrocinados