martes, febrero 27, 2024
InicioSeries¿Cómo vivió Malena Alterio el éxito de 'Aquí no hay quién viva'?

¿Cómo vivió Malena Alterio el éxito de ‘Aquí no hay quién viva’?

-

En el programa ‘El hormiguero’ del miércoles 6 de diciembre, la actriz Malena Alterio fue la invitada principal, presentando su nueva película ‘Que nadie duerma’, por la que recibió una nominación al Goya como mejor actriz.

Fue su primera vez en el programa sin acompañante, y ella misma señaló al inicio su nerviosismo por estar a solas con el presentador Pablo Motos, destacando que era una situación nueva para ella después de muchos años.

En un punto de la entrevista, Motos preguntó a Alterio sobre su icónico personaje Belén en la serie ‘Aquí no hay quien viva’. Alterio respondió con cariño, explicando cómo ha integrado ese personaje en su vida y expresando orgullo por haber sido parte de la serie.

Mencionó cómo, incluso después de 20 años, nuevas generaciones continúan descubriéndola y reconociéndola por su papel. El presentador resaltó el éxito de la serie, recordando episodios con audiencias de nueve millones de espectadores.

Alterio añadió, entre risas, que cree recordar que en una ocasión la serie tuvo más audiencia que un partido entre el Barcelona y el Real Madrid, aunque no estaba completamente segura.

Alterio compartió recuerdos sobre los inicios inciertos de ‘Aquí no hay quien viva’, que empezó como un proyecto pequeño con solo cinco capítulos planeados, pero que rápidamente se convirtió en un gran éxito. Relató cómo la fama le llegó de repente, describiendo su sorpresa y adaptación a ser reconocida en la calle y la dificultad para hacer cosas cotidianas como tomar el metro.

La actriz también habló sobre su relación con la fama, describiéndola como algo que «sube y baja» y que debe tomarse con relatividad y perspectiva, destacando la naturaleza efímera de la popularidad.

Finalmente, Alterio relató una experiencia particularmente humillante en uno de sus primeros castings para un anuncio publicitario. El director de casting, ante una multitud de aspirantes, comenzó a señalar a las personas que no quería, para «no hacerles perder el tiempo». Alterio recordó cómo intentó evitar el contacto visual, pero finalmente fue una de las dos personas descartadas de entre cien. Concluyó la anécdota con un mensaje desafiante dirigido al director de casting que la rechazó.