lunes, diciembre 6, 2021
InicioBenidorm'Benidorm', la comedia de enredos que sigue la fórmula de 'Allí Abajo'

‘Benidorm’, la comedia de enredos que sigue la fórmula de ‘Allí Abajo’

-

Benidorm, la nueva serie lanzada por Atresplayer Premium es una comedia  en un tono amable sin demasiadas sorpresas que busca unir los ingredientes que han triunfado en las series del género como Allí Abajo

La marca Atresmedia sigue creciendo en calidad y calidez, buscando un nuevo terreno que explorar en ficción. La comedia suele triunfar entre la audiencia y por eso sus creadores, César Benítez, Fernando Sancristóbal y Jon de la Cuesta, decidieron apostar por una fórmula que tuviera puntos en común con algunas de sus míticas comedias con semejanzas a ficciones recientes como es Toyboy (hay que tener en cuenta que el personaje de Candy es stripper).

Benidorm tiene un planteamiento interesante que nace de una necesidad narrativa de diseñar un personaje muy serio y convertirle en un hombre alocado que ante un golpe inesperado, quiere aprovechar el tiempo perdido. Xabier Zurita es un notario vasco de renombre, muy cuadriculado, sin más preocupaciones que hacer bien su trabajo. Hasta que un día se entera de que le quedan tres meses de vida. Entonces, decide ir en busca del amor de su juventud. María Miranda. Benidorm 1992. Allá que va y parece que sin billete de vuelta.

Sin embargo, la trama central se presenta de una manera que ya hemos visto antes, sin grandes sorpresas ni asumiendo demasiados riesgos. Después de ver el primer capítulo, descubrimos que falta valentía y una construcción narrativa más profunda que no se quede en la relación romántica y el trío de ases de humor formado por los amigos de Xabi que viajan desde Durango a Benidorm en un coche fúnebre. Si con el transcurso de los episodios la cuestión inicial se fusionara con una trama más humana basada en la enfermedad y se hiciera alusión a otro tipo de temas, quizás esta comedia podría funcionar mejor.

Benidorm mira al pasado y recupera los golpes de humor que han funcionado para intentar repetir el éxito que tantas alegrías les ha dado

Estamos ante una comedia de enredos y situaciones surrealistas que se compensan con gags que en este caso no funcionan como se espera. En ese sentido, la productora Plano a Plano ha buscado el camino fácil, mientras que Antonio Pagudo, el actor protagonista asume un papel de peso que afronta con gran acierto, diferente a todo lo que había hecho. Es interesante ver en su capacidad interpretativa un contraste y un cambio de registro que como espectador se agradece.

Benidorm se asienta en una fórmula muy usada en este tipo de comedias románticas. Se produce un acercamiento. Uno de ellos finge ser otra persona pero al final ambos acaban enamorándose de forma inesperada, casi cuando se va a descubrir la verdad. Una estafa que acabará siendo una historia de amor de la que ninguno podrá escapar.

Es lo que sucede con Xabi y Candy (María Almudéver), la stripper que se hace pasar por el único amor verdadero del vasco, María Miranda. Todo por una cantidad de dinero más que generosa: 3 millones de euros. Sin embargo, es una trama de la que no se espera demasiadas sorpresas, por lo menos para el público.

Benidorm es una ficción correcta, amable y entretenida que no aporta muchas novedades en el terreno de la comedia española, con el único objetivo claro que parece ser repetir una fórmula que ha funcionado. Veremos si con el paso de los capítulos, puede ser algo más que eso.