Profundamente enamorada de Enrique, Alba vuelca sus esfuerzos en renovar el bar de su novio Enrique, que a partir de ahora pasará a denominarse ‘El rinconciti de Alba’.