jueves, febrero 25, 2021
Inicio Cine Ático sin ascensor... ¿Cambios para mejor?

Ático sin ascensor… ¿Cambios para mejor?

-


Enlaces patrocinados



Ático sin ascensor es una película sencilla, con no muchas pretensiones y bien poco que aportar más allá del género al que pertenece: una comedia romántica adaptada a la vida de la tercera edad. Y atención, esto último dicho con ternura, toda la que se merecen Morgan Freeman y Diane Keaton, que aquí forman una pareja que se plantea vender su piso y comprar otro nuevo. El motivo, vivir en un edificio sin ascensor cuando la edad no les acompaña en el arte de subir y bajar escaleras.

Por ello se meten en un lío de venta y compra de pisos, con visitas inaguantables de posibles compradores, y con una agente inmobiliaria más que histérica. En tiempo récord deben deshacerse del techo de su vida y hacerse con uno nuevo, y para colmo su perro se pone enfermo y temen comenzar de cero sin él. Demasiadas vueltas de tuerca en poco tiempo para dos personas con una vida sencilla y sin excesivas complicaciones.

Enlaces patrocinados

Los protagonistas ya se han hecho mayores. Han pasado toda una vida en un piso que adoran, pero que las circunstancias, según dicta su entorno, les obligan a abandonar. Son demasiado viejos, y les guste o no, tienen que facilitarse las cosas de cara a lo que les queda por vivir.

La película, pese a su simplicidad, plantea ciertas cuestiones interesantes de cara al mundo actual, donde todo transcurre de una manera tan fugaz que apenas tenemos tiempo de disfrutar. La vida es una carrera en la que tenemos que mirar por nuestro bienestar sin preguntarnos si eso nos hace realmente felices; lo importante es el dinero, el consumo, las propiedades…

En esa tesitura se planta este entrañable matrimonio, que intenta controlar una situación que les supera. Aparte de eso, poco más ofrece esta película, dejando constancia de un guión plano, sin conflictos que hagan despegar la trama, sin alicientes que despierten gran interés. Todo pasa, sin más. Y aunque podría haber explorado temas interesantes, como el del matrimonio entre personas de distinta raza décadas atrás y su aceptación social, simplemente da una serie de indicios de hechos interesantes en el pasado sin terminar de rematarlos. Da la sensación de que quedan cosas por contar.

Enlaces patrocinados

La dirección no ofrece mucho más que una planificación coherente dentro de lo que se espera de la historia, y una instrucción correcta de los actores. La película está hecha a la medida de la pareja protagonista, y de hecho, es lo único destacable.

En conclusión, una historia simple y anodina dignamente interpretada por el dúo Freeman-Keaton, el único motivo de interés. Dos veteranos que lo pasan bien trabajando juntos dando constancia de ello en cada escena. Buen rollo entre dos grandes, aunque para muchos eso no será suficiente.

Ficha técnica:

  • Dirección: Richard Loncraine.
  • Guión: Charlie Peters.
  • Reparto: Morgan Freeman, Diane Keaton, Michael Cristopher, Cynthia Nixon, Claire van der Boom, Korey Jackson, Carrie Preston.
  • Fotografía: Jonathan Freeman.
  • Música: David Newman.
  • Producción: Curtis Burch, Morgan Freeman, Lori McCreary, Tracy Mercer, Charlie Peters.
  • Productora: Focus World, Manu Propria Entertainment, Revelations Entertainment, Latitude Productions.
Enlaces patrocinados