La ficción revelación de la temporada, ‘La caza. Monteperdido’, tendrá continuidad a través de sus personajes principales: la sargento Sara Campos (Megan Montaner) y el cabo Víctor Gamero (Alain Hernández) volverán a afrontar juntos un caso en ‘La caza. Tramuntana’.

El escenario se traslada de los Pirineos al principal sistema montañoso de Baleares: la sierra de Tramuntana, en la isla de Mallorca. El rodaje en estas localizaciones naturales comenzará en marzo de 2020. La ficción contará de nuevo con Agustín Martínez como guionista y creador.

‘La caza. Monteperdido’ recogerá el 7 de septiembre, durante la gala de clausura del Festival de Televisión de Vitoria, uno de los Premios FesTVal 2019. Para el jurado se trata de “un inquietante thriller psicológico rodado en espléndidos escenarios naturales, cuya magia y naturaleza se convierten en un personaje más de la historia. Un sólido guion y unos protagonistas categóricos han convertido a esta serie en uno de los éxitos de la temporada. Se han cuidado todos los detalles, incluyendo una banda sonora original que juega un papel fundamental en la ambientación de la ficción, que narra la desaparición de dos niñas y el regreso de una de ellas, cinco años después”.

Este premio se hace público poco después de saber que la serie de La 1 está nominada a los Premios Iris de la Academia de Televisión en cuatro categorías: mejor Ficción, Actriz (Megan Montaner), Actor (Alain Hernández) y Producción.

‘La caza. Monteperdido’ se despidió en mayo de la audiencia de La 1 como una de las ficciones más vistas del curso, con una media del 14% de cuota y 2.162.000 espectadores. Fue la serie más vista del prime time del lunes desde su estreno y la segunda oferta en su franja global, además de líder frente a las últimas apuestas de la competencia.

Además de los excelentes datos del consumo en directo, la serie fue líder del consumo en diferido de series de ficción, con 423.000 espectadores de media que grababan cada capítulo para verlo posteriormente. En cuanto al rendimiento digital, en mayo, el mes de su despedida, fue la serie más vista de RTVE, con más de 900.000 usuarios. Tanto los visitantes únicos como las visualizaciones fueron en aumento capítulo tras capítulo, como también ocurrió en redes sociales, donde acumuló miles de comentarios positivos y logró ser trending topic en cada noche de emisión.