martes, febrero 27, 2024
InicioLa PromesaLos 8 personajes de 'La promesa' que han abandonado la serie

Los 8 personajes de ‘La promesa’ que han abandonado la serie

-

Las series diarias siempre se esfuerzan por mantener sus historias frescas y cautivadoras para la audiencia, introduciendo y despidiendo personajes a un ritmo acelerado. ‘La promesa’ no se queda atrás.

En este artículo, hacemos un repaso de aquellos personajes que nos han dicho adiós en los últimos meses, recordando los momentos y las tramas en las que se vieron envueltos. ¡Descubre esta emocionante recopilación que no querrás perderte!

1
Alicia Bercán fue Leonor

Ella era la hija menor de los marqueses, caracterizada por ser superficial, apasionada e inexperta.

Su vida toma un giro inesperado tras la muerte de su hermanastro Tomás, momento en el que se da cuenta de lo efímera que puede ser la existencia.

Esta revelación la impulsa a aprovechar cada momento, llevándola a embarcarse en un romance prohibido y temerario con Mauro, el sirviente de mayor jerarquía en su hogar, La Promesa.

Ella se lanza a esta relación sin medir las consecuencias que podría acarrear.

Este intrigante personaje formó parte de la trama durante seis episodios de la serie.

La actriz Alicia Bercán asumió este papel, siendo su primera incursión en el mundo de la actuación. Con gran entusiasmo, Bercán abordó el desafío de dar vida a este personaje.

En una entrevista reciente, reflexionó sobre su participación en ‘La promesa’, calificando su primera experiencia frente a las cámaras como un caos organizado.

Además, resaltó lo significativo que fue para ella trabajar en ‘La Promesa’, destacando que el proyecto le ofreció la valiosa oportunidad de involucrarse en algo verdaderamente creativo y enriquecedor.

2
Alberto González fue Juan Ezquerdo

El Barón de Linaja, Juan Ezquerdo, un personaje interpretado por Alberto González, se despidió de la serie diaria de TVE, dejando tras de sí un vacío intrigante. Este personaje era el padre de Cruz, quien, envuelto en misterio, se alejó del pueblo sin dejar rastro alguno.

Desde su debut en el primer episodio, el Barón de Linaja capturó la atención del público. Se nos reveló como un hombre de orígenes humildes, cuya ambición y determinación lo llevaron a cruzar el Atlántico hacia Cuba.

Allí, con tenacidad y astucia, logró amasar una considerable fortuna, regresando a su tierra natal como un hombre cambiado, imbuido de un nuevo estatus social y poder.

A pesar de su éxito y riqueza, el Barón mantuvo una firme oposición al matrimonio de Tomás y Jimena. En su visión, Manuel era el más adecuado para casarse con Jimena y convertirse en el futuro duque de los Infantes. Esta oposición del Barón no era solo un capricho; reflejaba sus valores, sus ambiciones y, en cierto modo, su visión del mundo y de las relaciones de poder que quería establecer.

Durante la ceremonia de boda, el Barón de Linaja no ocultó su descontento. De hecho, en un momento crítico, no tuvo reparos en culpar a su hija de los desacuerdos y problemas que surgieron, revelando así su carácter complejo y a veces contradictorio.

Con su partida, el Barón de Linaja dejó varias preguntas sin respuesta y un legado de intrigas y secretos que seguramente continuarán influyendo en el desarrollo de la serie.

Debutó en el primer episodio de la serie, donde pudimos ver como era un hombre con un origen humilde. De joven cruzó al otro lado del Atlántico y levantó en Cuba una importante fortuna. 

3
Jordi Coll fue Tomás

El personaje del primogénito de la Casa de Luján y heredero de La Promesa, es introducido en los primeros capítulos de la serie.

En un giro de eventos centrados en alianzas y estrategias familiares, se casa con doña Jimena, la hija de los prestigiosos duques de los Infantes.

Este matrimonio concertado, más que una unión de amor, es una maniobra para fortalecer económicamente a los marqueses, una familia que enfrenta tiempos difíciles.

Sin embargo, a pesar de las expectativas y obligaciones, Tomás no logra enamorarse de Jimena, lo que añade una capa de complejidad y conflicto emocional a su personaje.

Interpretado por Jordi Coll, un actor con una trayectoria notable en series diarias como ‘El secreto de Puente Viejo’, Tomás es un personaje multifacético que se encuentra atrapado entre el deber y sus verdaderos sentimientos.

Además, la trama se complica con la presencia de su hermano Manuel, quien también se ve envuelto en la red de matrimonios arreglados al ser prometido contra su voluntad a Jimena, creando un triángulo amoroso lleno de tensiones y dilemas morales.

4
Laura Simón (Lola)

El primer día de Lola en La Promesa fue inolvidable. Sus ojos se posaron en Tomás y, bajo una lluvia torrencial, lo vio bajar de su caballo, quedando fascinada al instante.

A pesar de sus esfuerzos por ignorar lo que sentía, creyendo que un noble nunca se fijaría en una sirvienta, sucumbió a su atracción el día en que Tomás, volviendo del pueblo, la invitó a compartir un paseo a caballo.

Fue en la cumbre de una colina, con una vista panorámica del valle, donde Lola cayó perdidamente enamorada de él.

Así comienza la historia de Lola, quien apareció en los primeros 8 episodios de la serie. Sirviendo en el palacio, este personaje fue interpretado por Laura Simón.

Tras la muerte de Tomás, Lola intentó aprovecharse de haber sido su amante, una jugada que marcó su trayectoria en la ficción.

5
Chico García (Padre Camilo)

El clérigo llegó inesperadamente a ‘La Promesa’, alegando necesitar una parada en su viaje hacia Burgos, su supuesto destino.

Sin embargo, el día que tenía previsto marcharse, sufrió una agresión que le causó una herida en la cabeza, lo cual le sirvió de pretexto para extender su estancia en el palacio de los Marqueses de Luján.

Dudando de su verdadera identidad, Simona y Candela decidieron escribir a la Diócesis de León para comprobar si realmente había sido nombrado cura interino en una de sus iglesias.

La investigación reveló que era un espía. El desenlace ocurre cuando Camilo desenfunda una pistola y la dirige hacia Alonso y Conrado.

La historia termina con la detención del personaje por parte de la Guardia Civil.

6
Bruno Lastra fue Gregorio 

Bruno Lastra dio vida a Gregorio Castillo en ‘La Promesa’, interpretando al nuevo y estricto mayordomo de los Marqueses de Luján.

Resulta que don Gregorio, en ‘La Promesa’ es un personaje villano. Su llegada inicialmente no fue bien recibida, pero con el tiempo, su personalidad parecía transformarse, engañándonos a todos.

Después de un período lleno de incertidumbre, finalmente se reveló que Gregorio era el responsable de envenenar a Pía con el objetivo de que perdiera el bebé que estaba esperando.

A pesar de mantener una fachada convincente ante los demás miembros del servicio, el exmayordomo perdió la cordura tras su matrimonio con la ama de llaves.

Desde ese momento, comenzó a administrarle a Pía pequeñas dosis de Cicuta para inducir el aborto, por lo que finalmente fue detenido.

7
Javier Collado fue Fernando de Lujan

Es probable que la mayoría de los espectadores de ‘La Promesa’ no sientan simpatía por Fernando y Margarita, los cuñados de los marqueses. Estos personajes, al llegar al palacio, se dedicaron a complicar la vida de los marqueses y de su hija Martina.

Desde el principio, la salud de Fernando mostró signos de debilidad cuando, tras una intensa discusión con su hermano Alonso, padre de Martina, sufrió un infarto y se desmayó.

Afortunadamente, Margarita logró asistirlo a tiempo, utilizando unas pastillas que Fernando guardaba en su chaqueta.

Sin embargo, más tarde Cruz asistió a un nuevo evento de este tipo en el que decidió no socorrerlo hasta que el hombre acabó muriendo delante de ella.

8
Tomy Aguilera fue Antonio de Carvajal

Interpretado por Tomy Aguilera, Antonio de Carvajal y Cifuentes es un joven de distinguida ascendencia que llega a palacio con la meta de desposar a Martina.

Consiguió prometerse con ella e incluso comenzaron a preparar la boda. Todo a los ojos de Curro, de quién Martina estaba realmente enamorada.

Sin embargo, Antonio, que es una persona con las cosas muy claras, decidió al ver a la mujer, cancelar la boda y retirarse de Palacio: “Lo siento Martina, pero no podemos casarnos”